Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Documenta se despide del Barrio Gótico

La histórica librería abrirá un nuevo local en apenas 15 días en pleno Eixample barcelonés

La librería Documenta se despide de la calle de Cassanyes para trasladarse al Eixample Ampliar foto
La librería Documenta se despide de la calle de Cassanyes para trasladarse al Eixample

Casi 40 años, los que precisamente tiene el aprendiz de librero del local y socio capitalista Èric del Arco, son los que la histórica librería Documenta, fundada por Josep Cots, ha estado ubicada en la calle Cardenal Cassanyes número 4 de Barcelona. Hasta ayer, que cerró definitivamente sus puertas y se despidió del Barrio Gótico de Barcelona para, dentro de apenas dos semanas, reabrir en pleno Eixample. La plaga de la extinción de contratos de renta antigua de los inmuebles está en la génesis de la despedida, que se celebró como una fiesta porque “es una cuenta atrás hacia el futuro”, aseguran sus responsables, Cots y Del Arco.

Veteranos de este particular guerra de Vietnam en que se está convirtiendo hoy la edición y el mundo del libro en papel como el editor de Anagrama, Jordi Herralde; el también editor de 1984, otro Josep Cots, y el responsable de la distribuidora Les Punxes, Oriol Serrano, así como clientes de toda una vida quisieron despedirse de los cerca de 17.000 volúmenes de la librería. No será por muchos días y, además, es posible que sean algunos centenares más cuando lleguen a su nuevo destino, en Pau Claris, 144 (entre València y Aragó), porque el espacio se incrementará ligeramente, hasta el extremo de que cobijará un pequeño árbol en el patio final del local. Un toque verde coherente porque por la cercanía de sus colegas La Central (en la calle Mallorca); Laie (Pau Claris con Casp), Casa del Llibre (de Passeig de Gràcia y de Rambla de Catalunya) y la Jaimes (València), la zona ya se conoce como “la isla de las librerías”. Todo un oasis.