Una empresa renuncia a Aznalcóllar por las exigencias medioambientales

Sólo dos compañías mineras compiten ya por la reapertura de la explotación

La corta de Los Frailes, en la mina de Aznalcóllar (Sevilla).
La corta de Los Frailes, en la mina de Aznalcóllar (Sevilla). julián rojas

Cuando el Gobierno andaluz decidió la reapertura de la mina de Aznalcóllar (Sevilla), abandonada tras el desastre causado por la rotura de la balsa de residuos en 1998, era consciente del reto al que se enfrentaba. Y es que la historia no se puede repetir. La sombra del desastre ecológico ha estado muy presente en la redacción del pliego de condiciones del concurso internacional convocado por la Junta en enero para hacerse con los derechos de explotación del yacimiento. Este martes, la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo ha anunciado que esos compromisos exigidos han originado la salida del proceso de una de las tres empresas que en abril presentaron sus ofertas, la belga Nyrstar. Las otras dos compañías “cumplen todos los requisitos para acceder a la primera fase” del concurso.

Según un comunicado de la consejería, la empresa belga —especializada en minería de zinc y con más de 7.000 empleados— ha decidido no seguir en el proceso ya que “las restricciones ambientales y de protección del patrimonio” impuestas por la Administración, así como “las fórmulas técnicas propuestas para el manejo de los residuos mineros”, hacen que el proyecto no se ajuste al tipo de acciones que Nyrstar persigue en estos momentos y “que gravitan en torno a oportunidades más cercanas a la producción”. Pese a esta renuncia, la compañía no abandona su interés por la comunidad, dada la importancia de Andalucía como “región de gran riqueza geológica”.

El Gobierno prevé que el proceso de adjudicación finalice en 2015

En el pliego de condiciones para explotar la corta de Los Frailes, entre otras medidas, la Administración establece que “el diseño del complejo no podrá incluir la construcción de un depósito de lodos, ni de un acúmulo de residuos líquidos tóxicos que puedan producir un vertido contaminante”. Asimismo, las empresas interesadas deberán garantizar que sus actuaciones “no afectarán a los espacios naturales protegidos, en particular al Paisaje Protegido Corredor Verde del Guadiamar, ni producirán un menoscabo de la cuenca de este río”. Ya en abril, el consejero de Economía, José Sánchez Maldonado, reconocía que las exigencias de la Administración eran “elevadas”. “En Aznalcóllar hay un pasivo ambiental que debe ser gestionado por la empresa adjudicataria”, justificaba Sánchez Maldonado. Pero los compromisos no quedan ahí. La compañía ganadora deberá, además, hacerse cargo de “la posterior restauración tras la finalización de la actividad”.

Tras la salida del concurso de Nyrstar, México-Minorbis (formada por la cordobesa Magtel y Grupo México) y la unión de Emerita Resources Corp y Forbes Manhattan son las dos entidades que optan a explotar la corta de Los Frailes —que cuenta con unas reservas de cobre, plomo y zinc que ronda los 30 y 35 millones de toneladas y otros 45 de “recursos probables”, según la Junta—. Ahora, la Administración andaluza evaluará ambas ofertas atendiendo a “la solvencia técnica, el anteproyecto de explotación y los compromisos medioambientales”.

Esta primera fase del proceso —que finalizará aproximadamente en julio— se puede producir después de que hace casi dos meses el Gobierno central acordara con la Junta retirar el recurso presentado ante el Tribunal Constitucional al considerar que el proyecto invadía sus competencias. A cambio, la Junta accedía a que fuese el Estado el que iniciara el proceso y realizara la declaración de los derechos mineros de la zona.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Las empresas que en julio sean seleccionadas tendrán cinco meses para presentar su proyecto completo de explotación con “todos los detalles técnicos, de seguridad y ambientales”. La Administración andaluza tendrá tres meses más para analizar la documentación y elegir a la empresa adjudicataria, previsiblemente, en los primeros meses de 2015.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Antonio J. Mora

Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Fue redactor en la delegación en Andalucía durante más de seis años y, actualmente, es portadista web. Licenciado en Periodismo por la Universidad de Málaga y Máster de periodismo de EL PAÍS, también trabajó en Diario Sur e Infolocalia. En 2009, ganó el premio nacional Alma de Periodista.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS