Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cura de Canena y el Obispado se disculpan por la homilía machista

El IAM cree que sus palabras pueden fomentar la violencia de género

El párroco de Canena (Jaén), Pedro Ruiz, se ha disculpado por las palabras empleadas en su homilía del pasado domingo, en la que dijo que “hace 30 años a lo mejor un hombre se emborrachaba y llegaba a su casa y le pegaba a la mujer, pero no la mataba como hoy…porque antes había un sentido moral y unos principios cristianos que hoy no los hay”. Tras permanecer ilocalizable en las primeras horas de difusión de sus palabras n las redes sociales, el cura de Canena ha rectificado y ha pedido perdón.

A estas disculpas se ha unido el Obispado de Jaén, que cree que el contenido de la homilía del cura “ha podido dar a equívoco en su postura en contra de toda clase de violencia hacia las mujeres”. A través de un comunicado público, el Obispado de Jaén mostró “su más absoluta condena y repulsa del drama de la violencia de género”, al tiempo que reiteró “la defensa de la dignidad de la mujer en consonancia con la doctrina de la Iglesia”.

Las palabras del párroco de Canena han tenido una gran repercusión en todo el país, desde que la televisión local del municipio divulgara el vídeo en Youtube. Son reacciones de indignación y estupor en su mayoría. Desde el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) se indicó que estas palabras “corren el peligro de fomentar la violencia de género, un problema social que atenta contra los derechos humanos y fundamentales de las mujeres”. A su juicio, la violencia de género “es un problema social de magnitudes epidémicas, tal y como lo define la OMS, y que su erradicación pasa por la colaboración de todos y todas, y especialmente de las instituciones con eco social, como la Iglesia”.

La secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Susana Camarero, calificó como “absolutamente intolerable” el discurso del párroco de Canena: “No podemos vivir en un país donde se permitan este tipo de comentarios. Todo es violencia”, subrayó, informa Europa Press.

Las muestras de condena han llegado también desde todas las fuerzas políticas. El portavoz del grupo socialista en el Parlamento andaluz, Mario Jiménez, reprobó estas palabras y afirmó que las mismas “conectan perfectamente con el sentir y la manera de pensar que está detrás de la política” del Gobierno central en materia de igualdad. En una comparecencia en el PSOE de Jaén, Jiménez señaló que las declaraciones del párroco “justifican la violencia y establecen la posibilidad de que haya una violencia aceptable dentro de unos parámetros, cuando bajo ninguna circunstancia se puede aceptar la violencia”.

También en las filas del PP hubo palabras de condena. El presidente del PP jiennense y alcalde de la capital, José Enrique Fernández de Moya, tildó como “absolutamente deleznables” las palabras del párroco de Canena, máxime al tratarse de un “problema especialmente sangrante en el ámbito de España, como la violencia de género”. Y desde las filas de IU se fue incluso más lejos. El portavoz de la Izquierda Plural, José Luis Centella, y el portavoz adjunto, Joan Coscubiela, indicaron que las palabras del cura deberían considerarse desde el punto de vista judicial como si fueran las de cualquier otro ciudadano o dirigente, más si cabe teniendo en cuenta su influencia social.