Los periodistas valencianos premian la valentía frente a la presión del poder

‘The Guardian’ recibe el galardón Llibertat d’Expressió por desvelar el espionaje de EE UU

La periodista y directiva de la Unió, Marta Hortelano, el editor jefe de Internacional de 'The Guardian', Martin Hodgson, el presidente de la Unió, Sergi Pitarch, y el vicerrector de Cultura, Antonio Ariño, en la Nau.
La periodista y directiva de la Unió, Marta Hortelano, el editor jefe de Internacional de 'The Guardian', Martin Hodgson, el presidente de la Unió, Sergi Pitarch, y el vicerrector de Cultura, Antonio Ariño, en la Nau. TANIA CASTRO

A un columnista le llegó que un tipo estaba dispuesto a filtrar una información confidencial muy interesante sobre una práctica de espionaje global de EE UU. Había que verificar primero quién era ese tipo que entonces nadie conocía para comprobar la credibilidad de la fuente. Una vez confirmado que se trataba de un antiguo empleado de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), que resultó ser el hoy temido y admirado Edward Snowden, el diario británico The Guardian creó un equipo internacional e interdisciplinar, para gestionar la repercusión de la muy sensible información, que constataba escuchas telefónicas a destacados dirigentes mundiales, entre otras prácticas.

“No fue fácil. Ya antes, pero también durante y después, de la publicación de la información, hubo una campaña de presión e intimidación contra el diario. Pero teníamos claro que la historia era importante y que el público debía conocerla”. Y la conoció. The Guardian (en colaboración con The Washington Post) publicó los papeles de Snowden y ayer su editor jefe de la sección de Internacional, Martin Hodgson, recogió el premio Llibertat d'Expressió, concedido por la Unió de Periodistes Valencians.

Los profesionales de la información reconocen así la valentía del periódico “por haberse enfrentado a las presiones del Gobierno británico tras revelar el caso de espionaje global por parte de los Estados Unidos”, como señaló el presidente de la Unió, Sergi Pitarch, en su intervención, en la que animó a los periodistas a “estar en la denuncia, en la vigilancia pero también en abrir los debates”. Pitarch bromeó destacando la causalidad entre la decisión del galardón que la Unió adoptó el pasado mes de febrero y los posteriores premios Pulitzer y Ortega y Gasset que recibió The Guardian.

Hubo presiones de todo tipo, recordó Martin Hodgson, para no sacar a la luz la noticia. Hace unos meses, dos miembros de la agencia de inteligencia británica obligaron al diario a destruir los ordenadores que guardaban los papeles ya publicados, que afectaban a la seguridad nacional, según esgrimieron.

En el acto celebrado en la Nau de la Universitat de València, el periodista reivindicó el derecho de los ciudadanos a “saber lo que hacen” los Gobiernos, que tienen la obligación de “ser transparentes y dar cuenta” de sus acciones.

Hodgson expresó la necesidad de que “siempre” haya “quien se arriesga por contar la verdad", al tiempo que abogó por que los profesionales de los medios de comunicación hallen el “equilibrio entre el interés público y la cautela”. “Cuando todo salió a la luz, hasta el presidente Obama reconoció que el debate suscitado por esta información hacía falta”, señaló. En Gran Bretaña, el debate tuvo otro cariz y el periódico no se sintió más respaldado por un partido u otro, sino que las reacciones políticas obedecían a posicionamientos personales.

En clave local, Hodgson indicó que lo último publicado en su diario sobre Valencia era una guía, el cierre de RTVV y la caída del trencadís del Palau de les Arts. Al acto asistieron Ximo Puig, Josep Moreno (ambos del PSPV), Enric Morera y Mònica Oltra (de Compromís) e Ignacio Blanco (de EU), entre otros.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50