Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Imputada la mujer de un exalcalde de Leganés por malversación

Carmen Blázquez Roblas, esposa del exregidor Rafael Gómez Montoya (PSOE), también está acusada de tráfico de influencias por una presunta financiación ilegal de la campaña de 2007

La esposa del exalcalde de Leganés Rafael Gómez Montoya (PSOE), Carmen Blázquez Roblas, ha sido citada a declarar como imputada por supuesto tráfico de influencias y malversación en el llamado caso facturas, que investiga la presunta financiación ilegal del PSOE en la campaña de las elecciones municipales de 2007.

Según el auto del juzgado de Instrucción número 8, Blázquez deberá prestar declaración el 17 de junio, según informó ayer la agencia Efe. Las empresas Urbaser y Helechos, supuestamente implicadas en el caso, tendrán que mostrar el juzgado sus libros de facturas y contabilidad entre febrero y junio de 2007.

El caso se originó en 2009, cuando el PP presentó una denuncia en la que se acusaba a Blázquez, entonces directora municipal de Medio Ambiente, de ordenar la publicidad de campaña de las municipales de 2007 y de seleccionar a las empresas que debían pagarla con dinero público, junto al exconcejal Francisco Arroyo.

Los contratos asignados a las empresas establecían que el 1,5% del valor de los mismos iría destinado a “campañas de sensibilización ciudadana”. Según denunció el PP, esas cantidades eran utilizadas para sufragar la campaña socialista.

“Un gran montaje”

 Gómez Montoya ha replicado que se trata de un “gran montaje” del actual alcalde, Jesús Gómez (PP). “Es la tercera vez que lo van a juzgar. El juez desestimó la denuncia en 2009 porque el fiscal no encontró indicios. Luego el PP presentó una querella al juzgado número 8, que también fue desestimada. Lo que hicieron entonces fue recurrir a la Audiencia Provincial, que ordenó la reapertura del caso. Esperamos que sea desestimado de nuevo”, ha explicado a EL PAÍS.

El auto del juzgado ordena ahora que se proceda “al desglose del escrito para la instrucción de los hechos en pieza separada” de la construcción de un punto limpio encargado a Urbaser, y de la adjudicación de un servicio de consultoría sobre limpieza viaria y zonas verdes a esa empresa y a Helechos.

Jesús Gómez manifestó ayer a Efe que “el beneficiado directo” fue Gómez Montoya y su partido. “Cuesta trabajo creer que Montoya no supiera cómo se estaba financiando su campaña y, menos aún, cuando era su esposa la que supuestamente ordenó los pagos ilegales”, sostuvo.

El PSOE dijo en un comunicado que el PP usa la justicia para “hacer chantaje” y como estrategia política “desde que estaban en la oposición”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram