Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consell cedió a las presiones de Valmor para no romper con Ecclestone en la F-1

La oposición cree que los populares cometieron un delito al comprar una empresa con pérdidas y exonerar de responsabilidad a los antiguos gestores

El Consell cedió ante las presiones de los gestores de Valmor (Bancaja, el expiloto Jorge Martínez Aspar y el empresario y presidente del Villarreal CF, Fernando Roig, para salvar el premio de fórmula 1 en Valencia y no romper con el magnate Bernie Ecclestone, que hubiese solicitado una indemnización de cerca de 50 millones de euros (71 millones de dólares americanos).

El vicepresidente y portavoz del Gobierno valenciano, José Ciscar, así lo ha admitido este jueves al término de la reunión semanal del Ejecutivo. "Se buscó salvar lo principal, aceptando cosas que en otras circunstancias no aceptarías", ha explicado, "pero en diciembre de 2011 era el escenario que había encima de la mesa y sin el 50% de los derechos de Valmor (sobre la organización del Gran Premio de Europa de F-1) la carrera no se hubiese podido organizar". "La alternativa era pagar 71 millones de dólares", ha recalcado.

La empresa de la Generalitat, Circuito del Motor compró Valmor por 99 céntimos de euro el 7 de marzo de 2012 y con ese contrato asumió unas pérdidas de 23,5 millones de euros, según la estimación de la Sindicatura de Comptes, y aceptó "exonerar de responsabilidad a los gestores de Valmor", en palabras del propio Ciscar. "Supongo que se analizó la situación y la prueba es que ha pasado el tiempo y no ha habido ninguna reclamación", ha afirmado el portavoz, que ha insistido en que era un "hecho objetivo que a seis meses de la celebración de la prueba a Valmor le era imposible organizarla".

Para el portavoz del Consell la denuncia formulada por Esquerra Unida no tiene "ningún recorrido" porque la multa de 71 millones de dólares de no haber organizado la carrera "son la clave del acuerdo.

El portavoz adjunto de Esquerra Unida en las Cortes Valencianas, Ignacio Blanco, ha anunciado que solicitará una comisión de investigación sobre Valmor para que comparezcan "todos aquellos responsables de haber hecho gastar a los valencianos 300 millones de euros en el negocio ruinoso de la F-1"

"Que comience viniendo Francisco Camps, el de la foto con Ecclestone, el del anuncio en campaña electoral y que acabe Alberto Fabra acompañado de Lola Johnson para que nos digan por qué compraron aquella empresa para salvarle el culo a Fernando Roig, a Aspar, a Vicente Cotino y a una entidad como Bancaja que ha sido rescatada con fondos públicos".

Por su parte, la socialista Eva Martínez ha acusado al vicepresidente de mentir y ha resaltado que los dirigentes populares "cometieron un delito comprando una empresa pantalla que nunca organizó ninguna carrera".

La diputada del PSPV ha instado a los principales dirigentes del Consell a "buscar un buen abogado pagado de su bolsillo para responder ante la justicia por la compra" de Valmor.

Más información