Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
crisis en la Junta

La opción de un posible adelanto electoral en Andalucía cobra fuerza

Díaz admite que barajó convocar elecciones por la crisis de los realojos

El PP pide explicaciones urgentes en el Parlamento sobre “el desgobierno”

Imagen del primer Consejo de Gobierno presidido por Susana Díaz, en septiembre de 2013. Ampliar foto
Imagen del primer Consejo de Gobierno presidido por Susana Díaz, en septiembre de 2013. efe

El Gobierno andaluz de coalición de PSOE e Izquierda Unida intenta volver a la normalidad y recuperar la compostura tras la crisis desatada la semana pasada por el realojo de un grupo de familias de la corrala La Utopía, aunque con la sombra de un posible adelanto electoral en primer plano.

La presidenta de la Junta de Andalucía, la socialista Susana Díaz, ha reconocido que barajó la eventualidad de una convocatoria anticipada. “Si no se llega a restablecer la legalidad, no hubiera descartado” el adelanto de los comicios, ha dicho en una entrevista en la SER.

Lo que hasta hace una semana era algo “remoto, hoy por hoy esa posibilidad está abierta”, han admitido fuentes del Ejecutivo autónomo. Hasta ahora, todos los dirigentes de uno y otro partido rechazaban con vehemencia la hipótesis de unas elecciones antes del fin del mandato, en marzo de 2016, pero esa contundencia en la negación se ha evaporado. “A partir de este momento, hay que estar a lo que la presidenta entienda”, ha contestado el portavoz del grupo parlamentario socialista, Mario Jiménez, cuando se le preguntó si descartaba el anticipo.

“Hay más defensores del pacto”

La comisión colegiada de Izquierda Unida, integrada por la permanente de la ejecutiva y los representantes de todas las organizaciones que integran la federación, analizó ayer la crisis de Gobierno sin que en ningún momento nadie cuestionara la continuidad del pacto.

Ni siquiera en los momentos más álgidos de la crisis, el jueves y viernes pasado, los dirigentes de IU apostaron por la ruptura, aunque esta posición no es compartida al cien por cien por las bases de la federación. Según asistentes a este encuentro, el coordinador general, Antonio Maíllo, apostó por mantener el acuerdo de Gobierno con los socialistas. “Ahora hay más defensores del Gobierno de coalición que antes”, dijo Maíllo en clave interna, según las fuentes consultadas.

La reunión fue breve y no hubo debate entre sus integrantes. Como objetivo general, IU se propone agotar la legislatura, aunque esa decisión no depende de ellos sino de la presienta de la Junta, que tiene la potestad de convocar y disolver el Parlamento. En la reunión, los dirigentes de IU se mostraron satisfechos y “contentos” de la solución dada a los realojados de la corrala La Utopía. En IU confían en las palabras de Susana Díaz de que ahora toca recomponer. “Mi responsabilidad es dar estabilidad al Gobierno y que recupere la velocidad de crucero cuanto antes”, afirmó la socialista en la SER.

La crisis de Gobierno se ha producido cuando PSOE e Izquierda Unida se proponían dar un impulso al pacto en el terreno legislativo y cuando estimaban que las cifras del paro, que afecta al 36%, pueden empezar a disminuir. Uno de los argumentos que dio Díaz para no tomar la decisión de adelantar fue: “Tengo un millón de parados”.

Pese a las declaraciones públicas de que la coalición va a salir fortalecida de este empellón, desde los partidos coaligados reconocen que el pacto de izquierdas “no va a aguantar” otro desbarajuste como el vivido. En los dos años de cohabitación, la coalición no se ha distinguido por sus discrepancias, aunque las ha habido y las hay. Pero cuando han salido a la luz, las diferencias se han envuelto en el papel de la normalidad entre dos fuerzas con culturas diferentes.

No está previsto que esta semana se reúna el comité de enlace entre los dos partidos ni un encuentro entre los líderes del PSOE, la propia Díaz, y de Izquierda Unida, Antonio Maíllo, cuya relación distante ha quedado muy expuesta en la crisis del Gobierno andaluz. En estos días, Díaz ha hablado más con el secretario general del PCE, José Luis Centella, con el que tiene unas buenas relaciones personales, que con el coordinador de IU de Andalucía.

Los consejeros socialistas y de IU celebrarán este martes la habitual reunión del Consejo de Gobierno. Fuentes del Ejecutivo posponen hasta después de la Semana Santa las reuniones políticas ente las direcciones de ambos partidos.

Aunque ni en el PSOE ni en IU hubo un reconocimiento explícito de errores, tanto la consejera de Fomento, Elena Cortés (IU), como la presidenta de la Junta admitieron que los acontecimientos se podían haber desarrollado de otra manera. Cortés ha asegurado con relación al realojo de la familias de la corrala La Utopía que “las cosas se pueden hacer mejor”. Díaz ha hablado de que ha fallado la “coordinación, el diálogo y las prisas”.

Para muchos es inexplicable que el asunto de los realojados, que llevaban dos años ocupando de forma ilegal un edificio de Ibercaja, llegara hasta la mesa de la presidenta de la Junta, quien la madrugada del pasado viernes quitó a Fomento las competencias de adjudicación de viviendas, aunque se las devolvió la madrugada del sábado. “Teníamos que habernos encerrado y parar este asunto antes de dar más pasos”, admite una fuente del PSOE.

El papel como coordinador del Gobierno del consejero de la Presidencia, el socialista Manuel Jiménez Barrios, ha estado muy difuminado y en un segundo plano, aunque en plena crisis se empleó a fondo en las reuniones del comité de enlace cuando ya estaba creado el incendio. Tampoco el vicepresidente de la Junta, Diego Valderas, de IU, ha ejercido el protagonismo que debería tener por su cargo. En este caso no ha sido porque no lo haya intentado, sino porque desde la nueva dirección de IU se le intenta dejar al margen. La posición de Valderas no es distinta a la de Centella, pero carece de la auctoritas de este.

También son muchos los que piensan que la crisis sufrida por el pacto de izquierdas en Andalucía ha dado una baza política considerable al Partido Popular. Y no sólo en Andalucía sino en el resto de las comunidades autónomas donde en mayo de 2015 habrá elecciones autonómicas. “El mensaje que se manda es que esta fórmula no sirve y que frente al caos de la izquierda, el PP ofrece estabilidad”, asegura un dirigente.

El PP andaluz ha pedido un pleno urgente en el Parlamento andaluz para que Díaz explique la crisis de los realojos y “por qué deja a IU que desgobierne en Andalucía”.

Más información