Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un gran Unicaja fulmina al Bilbao Basket

Gana 109-74 en un partido en el que brilló con 26 puntos su ala-pívot Nik Caner-Medley

Roger Grimau pasa el balón desde el suelo
Roger Grimau pasa el balón desde el suelo EFE

Un gran Unicaja ganó por un escandaloso 109-74 al Bilbao Basket, en un partido en el que brilló todo el equipo malagueño y, en especial, su ala-pívot Nik Caner-Medley, máximo anotador con 26 puntos y que fulminó con una actuación estelar al conjunto vizcaíno, que bajó los brazos tras el descanso. Con este abultado marcador, los andaluces, tras despedirse de la Euroliga con un triunfo ante el EA7 Milan, afianzan su cuarta posición en la tabla, objetivo que ya dejaron claro desde el inicio, pues pronto los de Joan Plaza, con una defensa fuerte y acierto en el tiro, se pusieron con ocho puntos de ventaja (10-2, m.3). El Bilbao Basket, a cuatro victorias del 'play-off' por los triunfos de sus rivales, quería apurar sus opciones, pero se vio superado por un Unicaja letal, con Caner-Medley inspirado -14 puntos en el primer cuarto-, tras haber reaparecido dos días antes contra el Milan después de su lesión.

El Unicaja, con Jayson Granger al timón, impuso su poderío bajo los aros y en el exterior hasta lograr una máxima renta de 16 puntos (25-9 m.6 o 29-13 m.9) y luego de 17 (32-15, m.10) tras un nuevo triple de Caner-Medley. Alex Mumbrú y el excajista Germán Gabriel mantuvieron al Bilbao Basket en el choque, para acabar con 32-21 un primer cuarto donde las defensas anduvieron relajadas dado el alto índice de anotación. En el segundo cuarto, poco varió el panorama. Ambos equipos, ahora con los ala-pívots Mamadou Samb y Damir Markota dando más la cara en el Bilbao y con Gabriel en su línea -acabó el primer tiempo con 13 puntos-, optaron por el intercambio de canastas, lo que se tradujo en un parcial igualado, llegándose al descanso con 53-44.

El último parcial

fue un paseo

para Unicaja

En la reanudación, los andaluces, con más banquillo, más atinados y ambiciosos, siguieron mandando con Caner-Medley espectacular. Con sus triples y tiros de dos, junto a la gran aportación de todo su equipo (70-50, m.26), fue haciendo baldío el esfuerzo de los vizcaínos, muy blandos en defensa y que, tras tener hasta 22 puntos de desventaja (81-59, m.30), acabaron el tercer cuarto con un 81-61 ya insalvable. El último parcial fue un paseo para el Unicaja, que terminó con una máxima renta de 35 puntos (109-74) y barrió de la pista a un Bilbao Basket totalmente impotente que rozó el ridículo en una segunda mitad en la que recibió 56 puntos frente a los 30 que anotó.