MÚSICA

‘Klezmer’ llegado del Oeste

La oferta musical del fin de semana viene cargada de folclore con los portugueses Melech Mechaya, Nuevo Mester de Juglaría y Fetén Fetén

Los portugueses Melech Mechaya.
Los portugueses Melech Mechaya.

El klezmer es la música tradicional de los judíos del Este de Europa y, curiosamente, la trae esta semana un quinteto que viene de la parte opuesta, de Portugal. Se llaman Melech Mechaya (pronúnciese Melej Mejaya) y la diversión está garantizada con ellos, pues no en vano ese nombre se traduciría como Los Reyes de la Fiesta.

La llegada de los portugueses al klezmer, poco conocido en su país, y también en toda la Península Ibérica —aquí la tradición judía enlaza más con el legado sefardí—, viene de un dato tan irrelevante como que al clarinetista del grupo, Miguel Verísimo, le pasó su profesor unas partituras antiguas de esa música, y en seguida quedó fascinado.

Y es que el clarinete tiene mucho que ver con ese sonido característico, alegre y dulce, que, junto con el violín —recuérdese la película El violinista en el tejado, con las vicisitudes que pasaron los judíos del Este de Europa entre las dos guerras mundiales del siglo pasado—, servía para divertir en bodas y otras celebraciones.

Melech Mechaya lo junta también con algunas danzas populares portuguesas, creando una suerte de folklore moderno ibérico, muy vivo y dinámico, que ha cristalizado en el disco Strange People (Gente extraña) que presentan mañana. Sus anteriores actuaciones en España se han saldado siempre con un público extenuado que no para de bailar con la alegría de su música instrumental y llena de evocaciones.

Parten también de la tradición ibérica, pero de la parte castellana, los veteranos Nuevo Mester de Juglaría y los más recientes Fetén Fetén, que formarán el grueso musical del recuerdo que mañana se rendirá a la memoria del cantautor aragonés José Antonio Labordeta, fallecido hace tres años y medio. Al encuentro lo han llamado Homenaje Castellano a Labordeta y una parte de los beneficios que se obtengan irán destinados a diversas fundaciones que en Madrid apoyan a personas con alguna discapacidad intelectual.

Citas y horarios

VIERNES: Rinôçèrôse, Joy Madrid (Arenal, 11), 20:00. 20 euros.
Nick Waterhouse
, Copérnico (Fernández de los Ríos, 67), 20:00. 16 euros.

SÁBADO: Melech Mechaya, Sala Penélope (Hilarión Eslava, 36), 20:30. 14 euros. Phil Cunninghan & Aly Bain, Clamores (Alburquerque, 14), 21:00. 18 euros. Iván Ferreiro, La Riviera (Pº bajo Virgen del Puerto, s/n), 20:45. De 20 a 48 euros. Homenaje castellano a Labordeta: Fetén Fetén, Nuevo Mester de Juglaría, Iñaki Auzmendi, José Antonio Alonso y el grupo Alma. Sala Shôko Live (Toledo, 86), 19:30. 12 euros.

Pero antes de todo eso, hoy mismo actúa Nick Waterhouse que, desde California y con su pinta de buen chico, se ha consagrado en los últimos años como una de las estrellas del soul blanco; dicho esto sin que sugiera mengua de energía, actitud ni pasión. Canciones vibrantes para un artista que aún no ha llegado a la treintena y ya empieza a ser considerado un clásico. Compite con los franceses Rinôçèrôse, que ya daban conciertos cuando Waterhouse aún era un mocoso.

Pocas propuestas artísticas han sabido arrimar las guitarras eléctricas, a la música electrónica. Tan raros como su nombre, los franceses Rinôçèrôse han cantado en su idioma, pero también en alemán y en inglés. Estamos hablando aquí de rock con house y acid jazz; dúo mod del siglo XXI cuyo guitarrista, Jean-Philippe Freu, asegura que todavía monta a diario una vieja motocicleta Lambretta del año 1958, la scooter favorita de los mods de los sesenta.

Desde Escocia llega de nuevo el dúo formado por el acordeonista Phil Cunningahm y el violinista Aly Bain, una pareja ya muy consolidada, aunque ambos también desarrollan otros proyectos por separado o en otras formaciones.

Música tradicional desde una óptica renovada, folk contemporáneo que ha creado toda una escuela y que enlaza con la tradición europea de dúos de acordeón y violín, representada aquí en España, precisamente, por Fetén Fetén, aunque con otros puntos de partida, o con los aragoneses Vegetal Jam.

La actuación en La Riviera mañana de Iván Ferrero es otra de las atracciones del fin de semana. Siempre despierta muchas expectativas en la capital cualquier cosa que haga el gallego, que juega con las redes sociales para anunciar muchas veces conciertos sorpresa. De hecho, el de mañana andaba también en el misterio, pues se había anunciado con fecha aproximada, pero no exacta, hasta hace unas semanas. Sin embargo, la venta de entradas va como la pólvora y es de prever que se agoten.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50