ENTREVISTA | Arturo Fernández, presidente de CEIM

“Intento hacer favores y no dejar cadáveres en la cuneta”

"Me llaman el guerrero del antifaz contra la formación y las chorizadas", asegura Arturo Fernández, que aspira el lunes a revalidar su cargo al frente de la patronal madrileña

Arturo Fernández, el viernes en la Cámara de Comercio.
Arturo Fernández, el viernes en la Cámara de Comercio. SAMUEL SÁNCHEZ

“Que haya elecciones”, las primeras en la Confederación Empresarial Independiente de Madrid (CEIM) con dos candidatos en sus 36 años de historia, “es una magnífica idea”, opina su presidente, Arturo Fernández (Madrid, 1945), que mañana se juega el puesto ante el empresario que las ha provocado al desafiarle, Hilario Alfaro (Madrid, 1957).

“Pero no están siendo cómodas, me están costando disgustos y cuchilladas”, añade. Fernández supura rencor: “Tenemos caracteres diferentes. Yo digo cosas buenas de él y él dice cosas malas de mí”. Y añade: “Yo soy afable, lo que me divierte es tener amigos y no dejar ningún cadáver en la cuneta. Intento hacer favores porque, egoístamente, si tú me pides uno y yo lo hago, estás en deuda”.

Ha hecho cuentas con el polémico voto delegado y se ve ganador. “Pero si pierdo, me retiraré tan contento a mis cuarteles de invierno”, acota. Fernández dejará en breve el timón de su empresa (Grupo Arturo); tras la entrada de socios capitalistas ante su delicada situación, quedará de presidente no ejecutivo.

No cree “coincidencia” que el supuesto fraude de fondos públicos en la formación empresarial haya salido a la luz en plena campaña, pero se desliga del caso: “Me llaman el guerrero del antifaz contra la formación y las chorizadas”.

Pregunta. ¿Conocía las presuntas irregularidades?

Respuesta. El primero que quiso cambiar el modelo fui yo. No ha funcionado, como se ha visto. Las asociaciones afectadas están muy preocupadas, y yo les he dicho que denuncien.

P. Ha sido detenido Alfonso Tezanos, miembro de su junta y cercano a usted...

R. Yo no tengo nada que ver con eso. Tezanos es tan amigo mío como de Alfaro.

P. ¿Ve ejemplar que un imputado presida CEIM?

R. Estoy imputado como consejero de Bankia, donde me puso CEIM. Si me procesan, cambiará todo, pero está lejos. Lo que tienen que hacer mis compañeros es defenderme...

P. El juez se ha negado a levantar su imputación. Critica una “conducta omisiva” al no “salvaguardar” el interés de la entidad.

R. El Banco de España, 40 expertos y 110 tíos del banco dijeron que aquello estaba bien, así que yo dije que estaba bien. Pero resultó que no estaba tan bien.

P. Hay empleados que dicen que paga en negro.

R. Me hicieron una inspección de caballo. Estuvieron cinco meses y no encontraron nada. Liquidamos diferencias con los seguros sociales, muy poco dinero, 110.000 euros, por errores de cálculo míos.

P. Lleva en su lista a la esposa del presidente regional, Lourdes Cavero.

R. Era mi número dos pero nunca se metió en nada que tuviera que ver con la Comunidad. No influía para nada. Era una magnífica profesional. Va en la lista pero no va a volver a tener ningún cargo directivo.

P. Se le conoce como el noveno consejero de la Comunidad por su buena relación con Ignacio González.

R. Sí, es verdad. Las patronales son lobbies para arreglar problemas del empresariado. En Madrid ha habido un gobierno del PP desde que yo soy presidente. Mi relación con el PP ha tenido que ser buena. Y con el PSOE habría sido buena. Mi relación con su líder, Tomas Gómez, es correcta. Siempre se está de un lado o de otro...

Entre los negocios del Fernández hay muchos de concesión pública: la cafetería de la Asamblea, de AENA, de hospitales regionales... Fuentes empresariales denuncian que aprovecha su excesiva proximidad con el poder para hacer negocios. Él lo niega y resalta justo lo contrario:

—Las buenas relaciones con el poder te permiten estar en una buena posición. ¿Tú crees que podría negociar como es debido si mis relaciones fueran malas? El poder nos lo consulta todo. Naturalmente que hay que estar cerca, aunque no se esté conforme, para poder arreglar los problemas.

P. ¿Puede perjudicar a Alfaro que el PP haya marcado distancias con él?

R. Alfaro pretende ser la i de CEIM, pero independiente no es nadie, de independiente tiene él tanto como yo de cura. Todos dependemos de alguien, en la vida se depende, y hay que apostar por el diálogo y no por el enfrentamiento. Estar en contra del poder establecido, estar alejado del poder que dirige todo esto, no es bueno para él. ‘No me hablo con Mariano Rajoy, no me hablo con Nacho González, no me hablo con Ana Botella’... independiente sí va a ser usted, pero va a tener poco éxito porque seguramente no va a poder arreglar nada. Yo mis ideas las tengo claras: soy amigo de Esperanza Aguirre, a mucha honra, es una magnífica amiga. Soy amigo de González y Botella. Me llevo muy bien con Rajoy y con [el socialista] Alfredo Pérez Rubalcaba… No soy de ningún partido pero me he llevado muy bien siempre con todo el mundo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción