Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP pone en marcha la maquinaria para apartar a Milagrosa Martínez antes del 31

El comité de derechos y garantías nombra instructora a la senadora por Castellón Araceli Peris

El Partido Popular ha puesto hoy en marcha su maquinaria para apartar a la exconsejera de Turismo Milagrosa Martínez del Grupo Popular en las Cortes Valencianas antes del próximo día 31. En esa fecha está previsto que se siente en el banquillo acusada de facilitar la adjudicación irregular del pabellón de la Comunidad Valenciana en Fitur a Orange Market, la ventanilla valenciana de la trama corrupta de Francisco Correa.

El comité de derechos y garantías del PP de la Comunidad Valenciana se ha reunido hoy para abordar la situación de la exconsejera y expresidenta de las Cortes y ha acordado nombrar instructora del expediente informativo a la senadora por Castellón Araceli Peris.

Según el comunicado emitido por el PPCV, Peris será la encargada de estudiar la situación de Martínez y hacer "una propuesta" al comité de derechos y garantías del partido. La decisión intenta meter más presión a la exconsejera para que abandone el escaño o el Grupo Popular antes del próximo 31 de marzo. En caso contrario el PP recurriría a medidas disciplinarias.

El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, ha insistido varias veces en que no es compatible ostentar un cargo de representación del PP en las Cortes Valencianas con sentarse en el banquillo de los acusados y estar pendiente de la defensa. La también exconsejera de Turismo Angélica Such ya dimitió semanas atrás y renunció a su escaño, instada por el PP, tras fijarse la fecha del juicio oral. Para Martínez la fiscalía pide una pena de 11 años de prisión, mientras que para Such el ministerio público solicita nueve años de inhabilitación.

Milagrosa Martínez también es alcaldesa de Novelda, aunque el PP insiste en que su continuidad al frente del Ayuntamiento depende del grupo municipal y no tiene previsto adoptar ninguna medida.