Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FERIA DE FALLAS

Morante y Juli se echan el guante

Otra demostración del torero madrileño, que sale a hombros por segundo día consecutivo

El Juli, en un momento de la faena a su primer toro.
El Juli, en un momento de la faena a su primer toro.

Tres horas y cinco minutos en la última de Fallas. Largo festejo que, sin embargo, no pesó en el ánimo de nadie. La mecha de esta traca final la encendió El Juli, en el primer toro de Morante: en quites. El Juli le echó el guante a Morante y allá que se fue por chicuelinas. Morante recogió el reto y replicó de forma inmediata, esta vez por verónicas. No sería la única vez que ambos se echaran un pulso con el capote. La escena se repitió, corregida y aumentada, en el otro toro de Morante, el sexto de la tarde. Ahora fue Morante quien echó el guante a Juli y, en su turno, un quite por verónicas; saltó El Juli, de igual guisa y una media enroscada, Y de nuevo Morante, para cerrar el tercio, por suaves tafalleras. Este tercio de quites fue el momento de la tarde. Antes de toda esa imponente demostración, Morante había recibido al toro con unos lances suaves y lentos. La plaza vibró.

Pero no arrancó la corrida de verdad hasta el tercer toro, con El Juli en escena. Manseó el de Domingo Hernández en primera instancia y poco prometía. Pero querer es poder y El Juli, sin catar la mercancía, fue a por el toro directo y sin disimulos. La faena fue de mente preclara. A veces de perfil, otras con la pierna contraria ligeramente retrasada, también cargando la suerte, y siempre enganchando y encontrando toro en cualquier terreno. Del toro hizo El Juli lo que quiso.

GARCIGRANDE, HERNÁNDEZ / FINITO, MORANTE, JULI, MANZANARES

Cinco toros de Domingo Hernández y tres, 1º, 4º y 7º, de Garcigrande. Correctos de presentación y desiguales de juego.

Finito de Córdoba. pinchazo -aviso- y pinchazo hondo -aviso- (pitos); casi entera (oreja).

Morante de la Puebla. Cuatro pinchazos (silencio); -aviso- tres pinchazos y entera (saludos).

El Juli. Casi entera (dos orejas); gran estocada (saludos).

José María Manzanares. Estocada -aviso (oreja); dos pinchazos y dos descabellos (palmas).

Plaza de Valencia, 19 de marzo. 12º y última de Fallas. Finito sustituyó a Enrique Ponce. Lleno absoluto.

Con el festejo ya en velocidad, llegó Manzanares con el cuarto. Muy buen toro. Labor suelta, suficiente, a la inercia del toro. Aliviado en algunos muletazos y más comprometido en otros. Cumplidor Manzanares, que encontró siempre el apoyo de la gente.

De quinto saltó un buen y dócil toro de Domingo Hernández. Finito, muy estético siempre, se convenció más en la parte final del trasteo. La faena tuvo golpes muy artísticos y muchos detalles finales andándole al toro.

Tras aquel memorable tercio de quites, Morante abrió su faena al sexto por estatuarios. Nobilísimo toro. Muy dulce. Morante, confiado y entregado, exprimió al toro hasta su último aliento azucarado. No hubo ligazón, pero sí mucha torería, sutileza, y pasajes de gran belleza. Algunos muletazos fueron de cámara superlenta. El toro, pasado de faena, no puso las cosas fáciles a la hora de cuadrar y Morante se quedó sin trofeos.

Los dos primeros toros de la corrida no aportaron gran cosa. Finito con probaturas inútiles y Morante, con detalles sueltos, no llegaron a nada.

El séptimo, el más flojo de la corrida, nunca pasó y se puso defensivo. Juli insistió sin brillantez, pero cobró una monumental estocada.

Cerró la corrida y la Feria un octavo que, muy castigado en varas, tuvo poca entrega y fue molesto. Manzanares, otra vez muy sobrado, al aire del toro, y sin grandes apreturas.

Festejo de rejones

En la matinal de rejones, con más de tres cuartos de entrada, se lidiaron toros de Fermín Bohórquez que resultaron nobles. Andy Cartagena saludó en su primero y fue silenciada su labor en el cuarto. Diego Ventura, triunfador del festejo, cortó una oreja de cada uno de sus toros. Andrés Romero, sustituto de Leonardo Hernández, fue silenciado en su lote.