Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“La soleá soy yo”

La bailaora Manuela Carrasco regresa al Teatro Lope de Sevilla con 'Suspiros flamencos'

Manuela Carrasco durante una actuación. Ampliar foto
Manuela Carrasco durante una actuación.

Juan de Dios Ramírez Heredia, político y activista gitano, la bautizó como la Diosa del flamenco, un sobrenombre que casa perfectamente con la majestuosidad con la que Manuela Carrasco se mueve en los escenarios. La bailaora sevillana, Premio Nacional de Danza en 2007, presentará Suspiros flamencos los días 21 y 22 de marzo en el Teatro Lope de Vega de Sevilla. En el espectáculo, con el que lleva girando desde 2009, intervienen los bailaores Rafael del Carmen, El Choro y Óscar de los Reyes y con la dirección musical de Joaquín Amador.

La artista estrenará un montaje en la Bienal de Flamenco junto al cantaor Miguel Poveda

Esta producción, que cuenta con las guitarras de Joaquín Amador, Paco Iglesias y Miguel Iglesias, es una de las que más ha representado la bailaora en sus 45 años en los escenarios junto a Un sorbito de lo sublime o Romalí, donde el flamenco se fusiona con la danza hindú. Aunque Suspiros flamencos es "baile puro" y no pretende contar ninguna historia; Manuela Carrasco ha querido recrear un tablao —un espacio muy familiar para ella puesto que debutó con 10 años en El Jaleo de Torremolinos— en el que baila junto a su compañía tangos, fandangos de Huelva y bulerías.

Manuela Carrasco. ampliar foto
Manuela Carrasco.

Además del martinete, que interpretan los tres bailaores, el taranto y la caña, la Diosa ofrecerá "mi soleá". "La tengo que hacer siempre porque es mi palo, sin la soleá no sería yo. Es con lo que realmente me siento y me identifico. La soleá soy yo", argumenta este martes Manuela Carrasco, quien después de Sevilla continuará con las representaciones de Suspiros flamencos por varios teatros el norte de España y de Francia. En el elenco figuran nada menos que siete cantaores: Zamara Carrasco (su hija), Amparo Lagares, Ana María González, Rubio de Pruna, Pepe de Pura, Juan José Amador y Juan San Juan.

Aunque hija de bailaor, Manuela Carrasco mantiene que nadie le ha ensañado a bailar. Sus modelos fueron Carmen Amaya —a quien descubrió en la película Los Tarantos— y el mítico trío Los Bolecos, formado por Matilde Coral, Rafael el Negro y Farruco. "Yo solo hago baile puro, del que se está perdiendo, en un espectáculo en el que todo está muy cuidadito, la iluminación, las entradas, la música...", apunta la artista, quien estrenará un nuevo montaje en la próxima Bienal de Flamenco de Sevilla junto al cantaor Miguel Poveda. "Antes hemos hecho algo juntos, pero solo una pincelada. Ahora será todo un espectáculo, un encuentro", adelanta la Diosa.