Natalio Grueso deja el timón de los teatros del Ayuntamiento de Madrid

El director de programación artística y del Teatro Español ha estado dos años en el cargo Sale en medio de fuertes turbulencias políticas e iniciado el proceso de privatización de salas

Natalio Grueso.
Natalio Grueso.PACO PAREDES

Natalio Grueso dejará de ser el responsable artístico de los teatros madrileños el próximo 1 de junio, según ha confirmado a EL PAÍS el concejal de Las Artes, Pedro Corral. El director de programación de Artes Escénicas y del Teatro Español ha estado dos años en el cargo y lo abandona en medio de fuertes turbulencias políticas e iniciado ya el proceso de privatización de salas.

Según el Ayuntamiento de Madrid, Natalio Grueso ha agradecido a la alcaldesa, Ana Botella (PP), su “generosidad y colaboración en estos maravillosos años en una de las ciudades más vibrantes culturalmente del mundo”. “A partir de ahora, inicio un ambicioso e ilusionante proyecto profesional dedicado a la creación y producción artística y literaria”, ha añadido Grueso, siempre según el Ayuntamiento.

Botella puso a Grueso al cargo de la gestión, coordinación y programación de todos los teatros y centros culturales dependientes del Ayuntamiento: el Teatro Español, las Naves del Matadero, el Teatro Fernán Gómez, el Circo Price, el Centro Cultural Conde Duque, la Casa de Vacas y el Palacio de Cristal del Retiro. Era el fichaje estrella del entonces concejal de Las Artes, Fernando Villalonga, que creaba así un cargo de director de Programación de Artes Escénicas por encima de los directores de cada uno de los centros municipales.

Villalonga fue sustituido por Corral la pasada primavera, aunque este último se mantuvo durante meses al frente de la empresa municipal que gestiona la cultura municipal. Esa bicefalia produjo un enfrentamiento soterrado entre los dos políticos; la falta de una estructura estable de mando provocó además turbulencias en la gestión diaria, que se acrecentaron cuando el Gobierno local, con Corral al frente, lanzó el proceso de privatización de la gestión del teatro Fernán-Gómez, al que incluso ha cambiado el nombre para primar su faceta como centro de exposiciones por encima de la escénica.

Grueso está imputado por un juzgado de Avilés (Asturias) por un presunto delito societario, acusado de viajar a costa del dinero de la Fundación del Centro Niemeyer, que presidía.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS