Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tráfico deja de utilizar los radares para multar a los vehículos sin ITV

El organismo cambia de opinión tras múltiples errores por el uso de datos desactualizados

El Servicio Catalán de Tráfico (SCT) ha dejado hoy de denunciar de oficio a los conductores cuyos vehículos no tengan la ITV al día, tras comprobar que ha habido errores en la tramitación de las sanciones, que achacan a la "imprecisión" del registro de vehículos de la DGT. Según han informado a Efe fuentes de la Dirección General de Tráfico (DGT), el problema radica en que el organismo de la Generalitat trabaja con los datos que pidió a Madrid en septiembre pasado, que han quedado desfasados porque el archivo se actualiza cada día.

Según informó ayer el director del SCT, Joan Josep Isern, la decisión de dejar de denunciar de oficio a los conductores que no tengan la ITV en vigor se mantendrá vigente en Cataluña, al menos, hasta que tengan la certeza de que se ha actualizado el fichero de la Dirección General de Tráfico.

Trànsit ha adoptado esta medida al comprobar que el 3 % y el 4 % de los casos de denuncias interpuestas de oficio en las últimas semanas a vehículos detectados por radares de velocidad o por lectores de matrícula eran erróneos. Estos recibían multas de hasta 200 euros porque en la base de datos de la DGT que consultan figuran como si no tuvieran la ITV al día, cuando en realidad sí que la habrían superado.

Ante esta situación, el SCT ha lamentado en un comunicado los perjuicios ocasionados a los conductores afectados por la "imprecisión del registro de la DGT" y ha anunciado que facilitará todos los recursos necesarios para que puedan corregir los errores "con comodidad".

Sin embargo, las fuentes de la DGT consultadas por Efe han subrayado que Trànsit les pidió los datos en septiembre pasado, y se los facilitaron, si bien desde entonces no han vuelto a reclamar ninguna actualización, pese a que los ficheros se renuevan día a día, por lo que entienden que la Administración catalana no está haciendo un uso adecuado de los datos de los que dispone.

El Servei Català de Trànsit ha abierto, entre noviembre de 2013 y el pasado 1 de febrero, un total de 3.600 expedientes sancionadores a vehículos que no tenían la ITV al día, situación que fue descubierta al cotejar sus datos con la base de datos de la DGT, tras ser sorprendidos por un radar por exceso de velocidad.

Además, desde noviembre pasado, y hasta el 1 de febrero, los 19 lectores de matrículas instalados en la red viaria catalana han detectado a 75.000 vehículos que no tenían la ITV al día --también al cotejarlo con la base de datos de la DGT--, si bien en este caso sólo se les ha empezado a multar a partir del pasado 15 de enero.

El SCT impulsó el pasado año una campaña para que los conductores fueran conscientes de la necesidad del buen mantenimiento de su automóvil para evitar accidentes, ya que en Cataluña el 60% de los vehículos tienen más de diez años.

En declaraciones a Efe, el responsable de programas del RACC, Xavier Ruestes, ha pedido a la Generalitat que, además de dejar de denunciar de oficio, anule de forma urgente las multas impuestas a los conductores que han demostrado que sí que tienen la ITV al día, sin esperar a los cuatro meses que por lo general duran este tipo de procedimientos de alegaciones.