Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ximo Puig se impone con un 69% en las primarias de los socialistas

Gaspar logra el 31% en una elección en la que la participación alcanzó el 83%

No hubo sorpresa. El secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, se impuso este domingo con claridad en las primarias abiertas para elegir el candidato de los socialistas valencianos a la presidencia de la Generalitat. La jornada movilizó a un 83% de los cerca de 67.000 electores inscritos (16.430 militantes del partido y de Joves Socialistes, y 50.333 valencianos mayores de 16 años que firmaron un compromiso con los valores progresistas y pagaron dos euros para gastos de organización del proceso), que representan unos 55.000 votos emitidos. Con el 85,7% de los votos escrutados, Puig obtenía el 69% y su rival, el alcalde de Faura, Toni Gaspar, el 31%.

A la proclamación del vencedor, anoche en la sede del PSPV-PSOE, asistió la vicesecretaria general del PSOE y candidata a las elecciones europeas, Elena Valenciano. También acudieron la portavoz en el Congreso, Soraya Rodríguez, e Inmaculada Rodríguez Piñero, de la ejecutiva del PSOE. La dirección federal del partido ha seguido con atención este primer proceso de primarias abiertas en una federación del partido, con la preocupación de que no se generase una imagen de división, porque ese mismo modelo se aplicará dentro de unos meses a la elección del candidato socialista a la presidencia del Gobierno. “Estamos muy, muy orgullosos de lo que habéis hecho y tomamos buena nota para nuestras primarias del mes de noviembre”, dijo Valenciano a los militantes reunidos para aplaudir al vencedor, entre ellos el exsecretario general Jorge Alarte.

Puig habló después de que Gaspar asumiera su derrota y dijera: “Hemos hecho historia”. Gaspar se puso a disposición de Puig y este lo citó en su discurso de vencedor explícitamente: “Quiero agradecer a Toni Gaspar el trabajo que ha hecho por nuestro partido”.

“Ha empezado la cuenta atrás del gobierno del PP en la Comunidad Valenciana”, proclamó un eufórico Puig, que también señaló: “Desde la humildad, hoy hemos hecho historia”. Tras declararse orgulloso de que más de 50.000 valencianos hayan participado en las primarias, el líder socialista vaticinó. “Antes de que acabe el año seremos 100.000 activistas”. “Abrimos las ventanas y ha entrado aire fresco”, añadió Puig, que resaltó que el PSPV está más unido que nunca.

Con su victoria, Puig ve expedito el camino para disputar a Alberto Fabra la presidencia de la Generalitat en 2015, aunque él insistió en que las elecciones autonómicas deben adelantarse para “desatascar” la vida política e institucional valenciana, víctima de una crisis económica, social y de credibilidad, a causa de los numerosos casos de corrupción que afectan al PP. Esa demanda de que se disuelvan las Cortes Valencianas y se convoquen las elecciones autonómicas coincidiendo con las europeas de mayo, que Fabra ha descartado, ha sido la principal justificación para celebrar las primarias más de un año antes de la fecha prevista para esos comicios.

Ya por la mañana, en el momento de votar, Toni Gaspar resaltó: “Hoy elegiremos al presidente de la Generalitat, el presidente que pondrá punto final al régimen del PP, que dura ya casi 20 años”. Es cierto que todas las encuestas apuntan que el PP puede perder en 2015 el que ha sido uno de sus principales feudos en los últimos años, pero también señalan que los socialistas tendrán que apoyarse para forma gobierno en otras dos fuerzas de izquierda, la Coalició Compromís y Esquerra Unida del País Valencià, con las que el PSPV-PSOE coincide en la oposición al PP en la bronca vida parlamentaria valenciana.

Durante la campaña, Puig ha insistido en criticar a Fabra y al PP, evitando el cuerpo a cuerpo con Gaspar, alcalde de una localidad de 3.500 habitantes, que ha centrado su mensaje en la necesidad de recuperar la credibilidad ante la sociedad, deteriorada por décadas de divisiones internas. Gaspar ha repetido en todos sus actos que “lo primero que hay que hacer es escuchar” a los ciudadanos y atender sus críticas a los políticos.

En el resultado de las primeras primarias abiertas del socialismo valenciano han resultado decisivas las grandes ciudades y un par de poblaciones en las que la inscripción de votantes se acercó o superó el millar. Así, una decena de localidades, entre las que se encontraban Valencia (con 5.003 electores), Alicante (2.449), Gandia (1.812), Elche (1.775), Castellón (1.406), Torrent (1.329) y Benidorm (1.275), pero también L'Alcúdia (1.334), Quart de Poblet (1.042) y Mislata (933), sumaban cerca de la tercera parte del censo total de votantes. A excepción de Mislata, Puig se ha impuesto ampliamente en todas ellas.