“La moda sigue siendo una foto social”, asegura Rivière

La escritora y periodista reedita su 'Diccionario de la Moda'

Margarita Rivière.
Margarita Rivière.

“La moda está en todas partes como Dios, pero nunca se sabe cómo hablar de ambos”, aseguró ayer el diseñador Antonio Miró, una de las cuatro voces que acompañaron a la periodista y escritora Margarita Rivière en la presentación de su Diccionario de la Moda (DeBolsillo). En esta reedición de su minucioso ensayo, ilustrado por el propio Miró, repasa la historia de la moda del siglo XX a partir de sus protagonistas y sus diferentes estilos y conceptos.

La periodista Joana Bonet y el crítico de arte Josep Casamartina, completaron la mesa redonda celebrada en el Palau Robert, que se transformó en un encendido y apasionado debate entre viejos amigos alrededor del mundo de la moda. Bonet definió la obra de Rivière como: “El punto de partida que ayuda a entender su visión del fin de la moda como se entendía el siglo pasado, desplazada hoy por el protagonismo del culto al cuerpo y las multinacionales que deslocalizaron sus fábricas y convirtieron el sector en un juego de distribución”.

A partir del ensayo, estas cuatro voces dejaron patentes los puntos en los que estaban en desacuerdo; como la definición de moda como obra de arte que Rivière no comparte; el prejuicio sobre su frivolidad, que Miró desmintió: “Cada mañana al vestirnos hacemos un ejercicio de estética y una composición artística de colores”; hasta los efectos de la democratización de la forma de vestirnos en el siglo XXI, donde Rivière defendió que pese a que “ahora hay libertad total, los vestidos continúan siendo una foto social de cada época”. Bonet lamentó la falta de reconocimiento en España a Rivière y reivindicó su voz independiente en el estudio del mundo de la moda, tras resaltar la “penosa falta de bibliografía sobre este tema”.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50