Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CDC fuerza a Unió a cambiar de candidato para las europeas

Sedó, considerado poco soberanista por Convergència, no repetirá el 25-M

Sedó, con camisa azul, y Gambús (derecha). Ampliar foto
Sedó, con camisa azul, y Gambús (derecha). EFE

El ala más soberanista de Convergència i Unió logró ayer una nueva victoria sobre los sectores moderados. El eurodiputado de Unió Salvador Sedó no repetirá como candidato a las elecciones europeas después de meses de presión de los sectores más independentistas de Convergència, que acusaban a este democristiano de estar poco implicado en el proceso soberanista. Sedó anunció ayer su renuncia minutos después de que la dirección de Unió volviera a proponerle para las listas que CiU compartirá con el PNV, Coalición Canaria y Compromiso por Galicia en las elecciones del 25 de mayo.

Con el gesto de proponerle como candidato y aceptar después su renuncia, Unió intentó demostrar que no acepta doblegarse a los intereses de Convergència, el socio mayoritario de la federación CiU. Además, la dirección de Unió aseguró que el paso atrás de Sedó se debía a razones “profesionales”. Esta versión, defendida públicamente por el secretario general de Unió, Josep Maria Pelegrí, choca con la dada por el propio Sedó ante los órganos de dirección del partido. Fuentes de estos órganos aseguraron que Sedó motivó su renuncia por la incomodidad que siente ante el cuestionamiento que Convergència ha hecho de su labor y porque no quiere ahondar las conocidas malas relaciones entre los dos socios de federación.

PSC y C’s ratifican sus candidatos a las europeas

El Partit dels Socialistes de Catalunya y Ciutadans dieron ayer un nuevo paso para la elaboración de sus respectivas listas a las elecciones europeas del 25 de mayo. El consejo nacional del PSC aprobó definitivamente la candidatura del líder de las juventudes del partido, Javi López, que será el dirigente del PSC mejor posicionado en la lista conjunta con el PSOE. En el caso de Ciutadans, el abogado Javier Nart encabezará la lista tras ganar las primarias.

El consejo nacional del PSC se reunió para ratificar la candidatura de López tras ganar éste las primarias del partido frente a Eliana Camps. López se impuso con el 68% de los votos, pero en una votación que contó solo con un 9% de participación. Acompañarán a López en la lista otros militantes del PSC como Esther Niubó o Alejandro Colldeforns. Todos ellos se integrarán en la lista conjunta con el PSOE, que encabezará Elena Valenciano. Tradicionalmente el PSC coloca a dos de sus candidatos en puestos de elección segura.

El abogado Javier Nart encabezará la lista de C's tras ganar las primarias con 565 votos, proceso en el que también han sido elegidos el escritor y periodista Juan Carlos Girauta, con 490, y la abogada Carolina Punset, con 483. Las primarias de Ciutadans cosecharon un 23% de participación.

Finalmente, el representante de Unió mejor situado en la lista nacionalista será Francesc Gambús, director general de Exteriores de la Generalitat. Gambús es bien visto por la cúpula de Convergència, que le considera más próximo a las tesis soberanistas. La lista la volverá a encabezar Ramon Tremosa, propuesto por Convergència, seguido de Izaskun Bilbao (PNV). Gambús ocupará el número tres, un lugar que no le garantiza entrar en la Eurocámara, a tenor de algunas encuestas que maneja CiU.

La cúpula de Unió no dejó pasar la oportunidad de volver a marcar distancias con Convergència. Lo hizo aprovechando la clausura de un congreso extraordinario convocado para actualizar sus estatutos. En este acto, el presidente del Consejo Nacional del partido y consejero de Interior catalán, Ramon Espadaler, se desmarcó del “sí” sin reservas que Convergència promueve ante la consulta independentista que quiere convocar para el 9 de noviembre. Espadaler defendió la vía confederal como prioridad de Unió y rechazó pronunciarse ahora sobre el sentido de su voto a las dos preguntas planteadas en el referéndum. Unió apoyará o no la independencia en función de aspectos como si Cataluña quedaría o no fuera de la Unión Europea en caso de secesión. La Comisión Europea ya ha insistido en numerosas ocasiones en que los tratados de la unión dejarían de aplicarse en Cataluña en caso de independencia.