El Consell apela al diálogo pero insiste en que la AVL cambie el ‘Diccionari’

Català afirma que la AVL no es una institución académica, sino administrativa y estatutaria

La consejera de Educación, María José Català ha apelado hoy al "diálogo", el "consenso" y la "buena voluntad" para solucionar el conflicto con la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL) por la definición del valenciano en el Diccionari Normatiu Valencià. Al mismo tiempo, la consejera ha insistido en que la Acadèmia debe adaptar esa definición "al ordenamiento jurídico valenciano" y responder así al dictamen del Consell Jurídic Consultiu, que considera que el Diccionari no se "acomoda" al Estatut d'Autonomia.

Català, en la rueda de prensa tras el pleno del Consell, ha negado un conflicto con la Acadèmia, pese a que el secretario general del PP valenciano, Serafín Castellano, llegó a cuestionar la existencia misma del organismo tras conocerse que la definición del Diccionari sitúa al valenciano dentro del mismo sistema lingüístico que el catalán.

La consejera ha evitado explicar qué hará el Gobierno valenciano si la Acadèmia mantiene su definición. En un comunicado, la AVL reafirmó este jueves su autoridad lingüística y defendió que su definición se ajusta "plenamente" al ordenamiento jurídico. A preguntas de los medios, la consejera ha insistido una y otra vez que el escenario actual es el del intento de consenso pero sin dejar de remarcar que "la voluntad firme y muy clara" del Consell es que la definición de la AVL se "acomode" al Estatut.

"No estamos en momento de medidas represivas [frente a la AVL] de ningún tipo", ha asegurado la consejera, que considera que "no está en cuestión" ni la autonomía ni la independencia de la entidad normativa.

Ha insistido en que el Consell se ha centrado "estrictamente" en el ámbito jurídico de esa definición y no ha pretendido meterse "en el ámbito académico ni científico", y ha resaltado que la Generalitat no plantea ninguna definición concreta de ese término, sino que la que se haga "se acomode al ordenamiento jurídico valenciano".

El dictamen del CJC niega a la AVL la potestad de definir el valenciano, hasta el punto de sostener que no dispone de la autonomía que sí tienen las universidades para decir que valenciano y catalán son la misma lengua. Català, en esa línea, ha alegado que la AVL no es una entidad académica como las universidades, sino un organismo administrativo y estatutario "integrado por académicos".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS