Otros dos guardias civiles detenidos por colaborar con narcotraficantes

Son ya cinco los agentes arrestados en los últimos 6 meses por vender soplos a los narcos

Vilagarcía de Arousa - 04 feb 2014 - 20:18 UTC

La Guardia Civil de Pontevedra ha detenido a dos miembros de Cuerpo destinados en esta provincia por su presunta vinculación con una red de distribución y venta de droga a la que le facilitaban información para eludir controles policiales, según confirmaron fuentes del instituto armado. Las investigaciones que concluyeron con la detención de estos dos guardias civiles -uno del puesto de Cambados y otro de O Grove- se habían iniciado el pasado mes de diciembre, a raíz de la detención de nueve personas que integraban un grupo asentado en la provincia de Pontevedra, que se dedicaba a la venta y distribución de droga a pequeña y mediana escala.

Los dos componentes del instituto armado detenidos de 36 y 38 años, habrían facilitado al líder de la trama información para poder burlar los controles policiales y participando, además, en algunas actividades ilícitas relacionadas con el tráfico de influencias y el tráfico de drogas. Con ambos arrestos se elevan a cinco los guardias detenidos en los últimos 6 meses en la Provincia de Pontevedra por su presunta relación con redes del narcotráfico. El último cayó hace dos semanas, en un operativo policial desarrollado en Mos cuando hacía labores de contra vigilancia dentro de un coche patrulla aparcado en una gasolinera.

Más información

El teléfono intervenido a uno de los objetivos policiales que se había puesto en contacto con el guardia en plena operación puso a los agentes de la Udyco de la Policía tras la pista del agente que fue detenido en el interior del vehículo oficial. En agosto pasado fueron arrestados dos guardias, acusados de vender información de investigaciones en curso a varias organizaciones que operan en las Rias Baixas. Estos soplos habrían frustrado al menos cuatro operaciones que ya habían sido judicializadas y que pretendían desmantelar redes dedicadas al tráfico de cocaína en la zona. La fiscalía cuenta con pruebas suficientes para acusar a ambos agentes de supuesto delito de cohecho y revelación de secretos. Uno de ellos pertenecía al Equipo contra el Crimen Organizado (ECO) y el otro, que había estado destinado en los servicios de información y en la Unidad de Delitos Urbanísticos, se encontraba en excedencia desde unos meses antes de su detención.

 

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50