Trias frena la reforma de la Rambla del Poblenou por la oposición vecinal

El alcalde recibe a los autores del proceso participativo avalado por el barrio

Los vecinos paseaban ayer por la Rambla del Poblenou.
Los vecinos paseaban ayer por la Rambla del Poblenou.CARLES RIBAS

Ya estaba decidido. El Ayuntamiento de Barcelona tenía previsto empezar la reforma del último tramo de la Rambla del Poblenou este mismo mes, con la licitación del proyecto. Así mismo lo había explicado el concejal del distrito, Eduard Freixedes. Pero el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, ha decidido aplazarlo, presumiblemente hasta otoño, para ahorrarse un conflicto más que garantizado con los vecinos.

“El cambio es positivo”, valoró el Grupo de Trabajo Fem Rambla, el colectivo que durante 10 meses ha organizado un proceso de participación sin precedentes para decidir cómo tiene que ser la Rambla del Poblenou. La plataforma consideraba “un insulto a la inteligencia”, según su portavoz Pere Nieto, que el Ayuntamiento reformara el último tramo del vial, cuando hay dos procesos participativos en marcha para abordar la reordenación de toda la calle.

Más información

Una representación de la plataforma se reunió ayer con el alcalde y con el concejal para intentar pactar los próximos pasos. Y el encuentro terminó bien. “El alcalde ha aceptado todos los puntos que proponíamos y nos ha pedido que lo pactemos con el distrito. Y nos parece bien”, explicó Nieto a la salida del encuentro. Al contrario de lo que suele pasar en estos casos, los compromisos que los vecinos pidieron al alcalde, ponen más el foco en que la reforma sea discutida con todos los vecinos que no en la transformación en sí.

El litigio se arrastra desde el año pasado, cuando los vecinos pararon unas obras de reforma que quería llevar a cabo el Ayuntamiento en la Rambla. En abril de 2013, y ayudados desinteresadamente por la agencia de arquitectos Urban In, organizaron un proceso participativo “sin precedentes y un ejemplo a seguir”, según la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (FAVB). El Consejo de Asociaciones de Barcelona también considera que Fem Rambla es el modelo a seguir.

Dentro de esta plataforma hay personas vinculadas a partidos políticos (el propio Pere Nieto es de ICV-EUiA) pero el proceso, que terminó en enero, no ha estado controlado por ninguna formación. También hay 30 entidades del barrio, incluidas la asociación de vecinos, los comerciantes... y muchas personas a título individual.

Cuando Fem Rambla estaba ultimando el documento, el distrito organizó un proceso participativo paralelo, mucho menos ambicioso que el que habían liderado los vecinos. La clave para desencallar el conflicto es definir cómo se decidirá ahora la nueva Rambla. “Después del proceso, la verdad es que nos interesa más que haya un cambio en la participación, que no la obra en sí”, explicó Nieto.

Con el aplazamiento de las obras, se reduce la tensión entre las dos partes. Teniendo en cuenta que ni vecinos ni Ayuntamiento quieren que la reforma coincida con la temporada de verano o la fiesta mayor, lo más probable es que la reordenación no empiece hasta octubre.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50