Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
PARTIDOS POLÍTICOS

El PP vasco celebrará en marzo el congreso que ratificará a Quiroga

El partido quiere que el cónclave sirva para fortalecer su proyecto político

Arantza Quiroga, junto a Mari Mar Blanco, en el homenaje del PP a sus víctimas.
Arantza Quiroga, junto a Mari Mar Blanco, en el homenaje del PP a sus víctimas.

El Partido Popular del País Vasco celebrará el primer o el segundo fin de semana de marzo (la fecha concreta depende de la agenda del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy) el congreso extraordinario que ha de servir para ratificar a Arantza Quiroga en la presidencia de la formación en Euskadi. Quiroga fue elegida presidenta del PP vasco en mayo de 2013, tras la decisión de su antecesor, Antonio Basagoiti, de dejar el cargo. Su nombramiento fue adoptado por aclamación y contó con el respaldo de los 90 miembros del máximo órgano de dirección del partido, la Junta Directiva, que votaron a mano alzada. Ya desde entonces Quiroga había mostrado su intención de que la militancia avalssa esta edición en un congreso extraordinario.

La decisión ha sido adoptada esta misma mañana por el comité de dirección del partido, al que Quiroga ha reunido en la sede de la formación en Bilbao, y ha sido anunciada tras realizar las últimas consultas con la dirección de Génova y la secretaria general, María Dolores de Cospedal. El presidente de la formación, Mariano Rajoy, ya le dio su visto bueno durante la entrevista que mantuvo la pasada semana con Quiroga en Madrid.

El número dos del partido, Iñaki Oyarzábal, ha comparecido después ante los periodistas en una rueda de prensa convocada con urgencia en la que ha insistido en que el cónclave de marzo debe servir para "fortalecer" el proyecto de la formación en Euskadi y situarlo en el "centro del terreno de juego" para que sea "determinante en el actual momento político". Oyarzábal ha atribuido esta urgencia a que fuese el propio partido el que facilitase la información y evitar filtraciones a los medios de comunicación, ya que el lunes se reunirá en Vitoria la Junta Directiva —el máximo órgano entre congresos—, que será la que formalmente convoque el congreso y le ponga fecha y lugar. 

La formación quiere que el congreso sea lo más participativo posible entre la militancia que permitan los estatutos, de forma que se abrirá de que cualquiera de ellos pueda presentarse como delegado en la cita. La pretensión es que el proceso de ratificación cuente con el mayor respaldo posible entre las bases.

"Estamos en un momento político de máxima importancia con muchos retos y queremos un papel protagonista para el PP, y que la sociedad nos vea como un instrumento útil a través de nuestras propuestas políticas y sociales", ha dicho Oyarzábal. Igualmente ha alabado la "valentía y coraje" de Quiroga por proponer la celebración de un congreso extraordinario cuando "sabe que cuenta con la confianza del partido".

El número dos de la formación ha dicho que, de momento, se desconoce si se presentarán otras candidaturas para dirigir la formación y ha indicado que "están todas las posibilidades abiertas, como ocurre en todos los congresos".

Oyarzábal ha explicado que Quiroga les ha comunicado la voluntad de "abordar con determinación" el actual momento político, dada su relevancia y el "importante papel" que puede jugar el PP vasco en esta situaciçon.