Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suspendido el recaste de los cuerpos de los dos desaparecidos en el ultraligero

El operativo se reanudará el sábado por la mañana debido a la poca visibilidad

Operativo del rescate de los restos del ultraligero en Roses. Ampliar foto
Operativo del rescate de los restos del ultraligero en Roses.

El operativo para recuperar los cadáveres de los dos desaparecidos en el ultraligero del aeródromo de Pals el pasado día 22 se ha pospuesto hasta la mañana del sábado debido a que las corrientes han complicado las tareas de recuperación. Efectivos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (Geas) de la Guardia Civil han salido del puerto de Roses embarcados en el Bon Pigall para iniciar los trabajos esta mañana, pero al empezar a oscurecer sobre las 17.15 horas, se ha decidido aplazar la operación.

La primera intervención la ha hecho sobre las 11.00 horas el robot submarino del Bon Pigall, que se ha vuelto a sumergir hasta 87 metros de profundidad y a menos de una milla de Cap Norfeu para facilitar nuevas imágenes del estado del ultraligero y de sus ocupantes. Tras más de una hora y media preparando los equipos de buceo necesarios para sumergirse a grandes profundidades, con cuatro botellas de gases y un total de equipo por agente de unos 90 kilos, sobre las dos de la tarde, ocho especialistas del Geas se han desplazado hasta la zona para iniciar la inmersión. Les han acompañado, como apoyo, efectivos de bomberos y de Mossos d’Esquadra.

Al llegar al punto donde está sumergido el ultraligero siniestrado, han empezado a preparar toda la señalización para bajar con total seguridad y la primera pareja ha empezado el descenso. Las fuertes corrientes que han encontrado en la zona y la escasa visibilidad porque empezaba a oscurecer han hecho que decidieran posponer un día la compleja extracción, a la espera que mejoren las condiciones de trabajo. El objetivo, asegurar tanto la recuperación de los cadáveres como la seguridad de los buceadores.

Las tareas se retomarán el sábado por la mañana a primera hora y se espera que se prolonguen durante horas debido, precisamente, a la dificultad de trabajar a 87 metros de profundidad y a que las inmersiones, contando los tiempos de bajada y descompresión, serán de una hora y media, con un tiempo de trabajo real en el fondo de entre 15 o 20 minutos.