Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Díaz aboga por cambiar “lo que haga falta para acabar con la lacra” del paro

La presidenta de la Junta elige la Alhambra como escenario de su primer mensaje de fin de año

El Patio de los Leones, el lugar más emblemático de la Alhambra de Granada, ha sido el sitio escogido por la presidenta de la Junta de Andalucía, la socialista Susana Díaz, para dar su primer mensaje de fin de año que ha sido emitido a los nueve de esta noche por la televisión y radio autonómicas. Los anteriores presidentes siempre habían grabado sus discursos en el palacio de San Telmo, en Sevilla, sede de la presidencia de la Junta.

La excusa de Díaz para elegir el rincón más fotografiado del monumento nazarí ha sido la restauración del Patio de los Leones, lo que le ha dado pie para lanzar un mensaje en contra de los localismos: “Lo que es bueno e importante para una ciudad o una provincia de Andalucía es bueno para todos los andaluces. Entender este factor de unidad es fundamental para no malgastar energías y para que avancemos todos más y mejor”.

Díaz ha centrado su mensaje, que grabó el pasado viernes, en el paro, que sufre el 36,4% de la población activa de Andalucía, 1,4 millones de personas. “Tenemos que cambiar muchas cosas, las que hagan falta, para acabar con esa lacra insoportable del paro”, ha afirmado después de reconocer que la comunidad ha alejado “el fantasma de la marginación y el subdesarrollo” y tiene servicios públicos de calidad. “Aún no hemos llegado a buen puerto” en el problema del desempleo, ha reconocido.

En los aproximadamente ocho minutos que ha durado su intervención, Díaz ha apostado por un nuevo modelo económico que no ha concretado y por cambios que no impliquen retrocesos, “Reformas, todas las necesarias. Pasos atrás, ninguno”, ha subrayado.

La presidenta andaluza ha lanzado un mensaje de “apoyo” del Gobierno andaluz “a los que peor lo están pasando, los desempleados, a los que se han visto obligados a alejarse de Andalucía en busca de un oportunidad”. El empleo, ha dicho, “ha de ser la prioridad para 2014 “porque un puesto de trabajo es lo que más ayuda a dar dignidad a la vida de las personas”.

Díaz ha hecho una apuesta por la educación pública, porque si no se garantiza “a todo el mundo, la igualdad de oportunidades será papel mojado”. También se ha dirigido a las mujeres – “soy la primera presidenta de la Junta”, ha recordado-, y a los jóvenes, que “tienen derecho a trabajar y a vivir dignamente” en Andalucía.

La socialista ha hecho referencia indirecta a los recortes del Gobierno central. “Tal vez, dentro de poco, alguien nos diga que ya hemos salido de la crisis. Pues bien, cuando ello suceda y efectivamente confiemos en que sea pronto, habrá que ponerse a la tarea de recuperar los derechos perdidos y las libertades vulneradas”.

Sin citarlo, Díaz ha hecho una mención al debate soberanista de Cataluña. “Defendemos que en España avancemos todos. Sin miedo a abordar nuevas formas de convivencia, pero sin una sola concesión a la desigualdad o a los privilegios”. En este sentido, ha recordado que las “grandes reformas siempre han sido buenas cuando ha venido acompañadas de grandes acuerdos”. En otro momento ha afirmado: “Sabemos qué camino queremos tomar, de la mano junto al resto de comunidades de España, en libertad, respeto y solidaridad”.

La presidenta de la Junta también ha hecho referencia a la corrupción. “Alcanzar la máxima transparencia en la gestión pública va a ser otro de nuestros objetivos irrenunciables”, ha dicho Díaz, que ha reiterado que su Gobierno “será implacable en la lucha contra la corrupción” y está “firmemente comprometido con la calidad democrática”. La socialista ha terminado su alocución en primera persona: “Como presidenta de la Junta yo les garantizo honestidad, esfuerzo y determinación, al tiempo que les pido su ayuda para sacar nuestra tierra adelante”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >