Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un ladrón denuncia a una de sus víctimas tras hallar vídeos de pederastia

Anónimo: "He tenido la desgracia de que han caído las cintas en mis manos y me veo en la obligación de presentarlas dejando que ustedes hagan su trabajo y metan a ese... en la cárcel"

Foto facilitada por la policía de material intervenido tras el registro del domicilio robado en Jaén. Ampliar foto
Foto facilitada por la policía de material intervenido tras el registro del domicilio robado en Jaén.

El gesto de honradez de un ladrón ha permitido a la Policía detener a un supuesto pederasta de 64 años que ha ingresado en la prisión provincial de Jaén acusado de los delitos de agresión sexual y corrupción de menores. El ladrón, que se mantiene en el anonimato, asaltó una vivienda de la capital jiennense llevándose algunos pequeños electrodomésticos, entre ellos una cámara de vídeo y tres cintas. Tal fue su estupor cuando, al visionar esos vídeos, descubrió un buen número de agresiones sexuales del morador de la vivienda a niños de unos 10 años-

El caco no dudó en alertar a la Policía desde un teléfono público y dejarles debajo de un coche un sobre con las cintas y la dirección del propietario de las cintas, un hombre sin antecedentes de pederastia aunque sí de robo con violencia cometido hace 30 años. “He tenido la desgracia de que han caído las cintas en mis manos y me veo en la obligación de presentarlas dejando que ustedes hagan su trabajo y puedan meter a ese... en la cárcel de por vida”, señaló el ladrón, sin duda horrorizado por lo que escondían las cintas robadas, en la nota anónima que dejó escrita a la Policía para ponerlo bajo la pista del presunto pederasta.

Tras las primeras indagaciones y el visionado de las grabaciones, los agentes de la UDV de la Comisaría de Jaén identificaron al autor de las mismas y, tras registrar su vivienda de la avenida de Andalucía y el club de fútbol-sala de donde era entrenador, procedieron a su detención. El Juzgado de Instrucción número 1 de Jaén decretó el miércoles su ingreso en la prisión Jaén II.

Hasta el momento, se ha logrado identificar a cuatro menores víctimas de abusos y agresiones sexuales de entre 10 y 16 años de edad que, según la Policía, podrían llevar al menos seis años sufriendo los abusos. El detenido se ganaba la confianza de los niños en las instalaciones deportivas de la asociación cultural y deportiva Fénix del casco antiguo de Jaén en las que trabajaba y les convencía para ver juntos películas de contenido pornográfico. Posteriormente, según la investigación policial, incitaba a los pequeños a masturbarse y finalmente abusaba sexualmente de ellos, siempre en las instalaciones deportivas. El detenido, que al ser detenido por la Policía reconoció los hechos que se le imputan, grababa a los menores con una cámara camuflada en una caja de cartón. La operación sigue abierta por parte de los agentes de la Unidad Territorial Operativa de Policía Judicial de la Comisaría de Jaén, que está tomando declaración a otras posibles víctimas del supuesto pederasta. De momento, no consta que hubiera ninguna denuncia de los padres de los menores, tal y como ha informado la Policía.

Se da la circunstancia de que el hombre encarcelado había denunciado en la Comisaría de Jaén nueve días antes que había sufrido un robo en su domicilio. Relató que habían entrado a la casa por una ventana y le habían sustraído varios pequeños electrodomésticos. Sin embargo, omitió ante la Policía que también le habían robado la cámara y las cintas de vídeo, que fueron posteriormente recuperadas gracias al gesto noble del ladrón. Un gesto, en todo caso, que la Policía recuerda que no debe servir como ejemplo. “El ladrón no deja de ser un delincuente”, recuerdan.