Tres empresas se interesan por la gestión del aeropuerto de Castellón

La licitación por 25 millones lleva a tres compañías a visitar las instalaciones El Consell advierte de que no es el número definitivo de aspirantes a su explotación

Instalaciones del aeropuerto de Castellón en el término municipal de Vilanova de Alcolea en una imagen de junio de 2009.
Instalaciones del aeropuerto de Castellón en el término municipal de Vilanova de Alcolea en una imagen de junio de 2009.Ángel Sánchez

Tres empresas han visitado las instalaciones del aeropuerto de Castellón en el proceso abierto por la Generalitat valenciana para adjudicar su gestión. A principios del mes pasado, la empresa pública Aerocas publicó la licitación de la explotación del aeródromo por 25 millones de euros durante los próximos veinte años. En los pliegos se estableció que aquellas empresas interesadas en presentarse al concurso podían pedir una visita a las instalaciones. El plazo para hacerlo acabó el pasado 29 de noviembre. Desde el Consell han confirmado que han sido tres las compañías que han inspeccionado las infraestructuras e instalaciones ubicadas en Vilanova d’Alcolea.

Ahora bien, esto no quiere decir que sean las mismas que opten al concurso. “Estas empresas que han visitado el aeropuerto pueden decidir no presentarse, también puede pasar que se presenten otras que no han pedido la inspección”, indicaron las citadas fuentes. El plazo para presentar la ‘candidatura’ finaliza el próximo día 12.

El contrato para la explotación abarca dos fases. Una de cinco meses y medio para que el adjudicatario finalice el proceso de certificación y obtenga todos los permisos necesarios para que el aeropuerto pueda operar. Ello exige que la empresa contratada haga un desembolso previo de tres millones de euros porque faltan equipamientos y servicios informáticos. La segunda fase es la de explotación y se prolongará durante veinte años. El contrato durante este periodo costará 25 millones de euros a las arcas públicas.

Las empresas que se presenten al concurso deberán elegir la forma de retribución entre realizar una estimación de pasajeros y cobrar una cuota por cada viajero que falte para llegar a 360.000 al año, o repartir los 25 millones en diez años. En ambos casos, el tope del Consell se ha fijado en 4,5 millones al año.

Paralelamente, Aerocas licitó la realización de unas cincuenta obras pendientes por 653.000 euros (con cargo a un aval de cuatro millones retenidos a la exconcesionaria). Entre ellas, la reforma de la pista de rodaje y subsanaciones menores como goteras y humedades. La empresa pública recepcionó provisionalmente la obra del aeropuerto antes de la mediática y electoral inauguración de 2011 con todos estos trabajos pendientes. La ruptura de relaciones con la exconcesionaria (que acabó con una sentencia que obliga al Consell a pagar 120 millones) dejó sin concluir estos últimos trabajos. El plazo para la presentación de las ofertas terminó el mes pasado.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50