Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

UPyD reta al PSM a ‘mojarse’ sobre la elección del Consejo del Poder Judicial

El grupo magenta propone que se exija a Rajoy que garantice la independencia judicial

A raíz de la elección de los componentes del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), UPyD ha registrado en la Asamblea de Madrid una Proposición No de Ley en la que plantea que el Gobierno regional se dirija al cenral para que presente un Proyecto de Ley Orgánica de reforma de la elección y composición de los vocales del CGPJ “para garantizar la independencia judicial y la separación de poderes”.
La formación magenta, la única que se opuso en el Congreso a la elección del CGPJ, reclama además que se “acabe con la injerencia de los partidos en los órganos de gobierno del poder judicial”. “No es eso lo que nos manda nuestra Constitución y es un error que estamos obligados a corregir", señala el portavoz regional de UPyD, Luis de Velasco. Esta semana PP, PSOE, CIU, IU y PNV acordaron el nombramiento de los ocho vocales del turno de juristas y los 12 vocales del de jueces.

La votación de la iniciativa parlamentaria, que previsiblemente se debatirá en el pleno del 12 de diciembre, forzará a los 129 diputados del Parlamento autonómico —72 del PP, 36 del PSM, 13 de IU y ocho de UPyD— a pronunciarse sobre un asunto especialmente controvertido y de plena actualidad tras la dimisión de Tomás Gómez como senador “por coherencia”.

El secretario general del PSM renunció este miércoles al cargo después de que el PSOE aceptara la inclusión en el máximo órgano judicial de Gerardo Martínez Tristán, el magistrado que decidirá sobre la privatización hospitalaria en Madrid, paralizada desde el pasado septiembre a la espera de un fallo que la Comunidad espera a final de año. Martínez fue recusado por el PSM, al entender que el juez no es parcial ya que está casado con una consejera de María Dolores de Cospedal en el Gobierno de Castilla-La Mancha.

Al renunciar al acta de senador Gómez no votó en el pleno en el que se aprobó la renovación del Poder Judicial, pero sí lo hicieron, a favor, los otros dos senadores socialistas por Madrid: Maru Menéndez y Enrique Cascallana. Gómez lo justificó alegando que se trataba de un "acto simbólico". Ese mismo argumento no valdrá en el pleno del 12 de diciembre, en el que las diferencias entre las señorías del PSM podrían confirmarse, y aumentar, con una división del voto.

De entrada será interesante conocer qué vota el propio Gómez. La votación tampoco se antoja agradable para el PP. En un nuevo reproche al equipo de Mariano Rajoy, la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, critica lo que considera un "incumplimiento flagrante del programa electoral" de su partido, que prometía reformar el sistema de elección del CGPJ para que 12 de sus 20 miembros fuesen elegidos por jueces.