Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El toque a rebato del PP permite elegir en Cortes al nuevo director de RTVV

Fabra moviliza a la dirección del grupo parlamentario para evitar las defecciones tras la polémica por la petición de indulto al exalcalde de Torrevieja

El presidente Alberto Fabra, entre el portavoz del PP, Jorge Bellver, y el secretario general del partido, Serafín Castellano, en las Cortes antes de la votación de la nueva dirección de RTVV.
El presidente Alberto Fabra, entre el portavoz del PP, Jorge Bellver, y el secretario general del partido, Serafín Castellano, en las Cortes antes de la votación de la nueva dirección de RTVV.

La nueva dirección de Ràdio Televisió Valenciana (RTVV), impuesta provisionalmente por decreto por el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, ha conseguido esta mañana los votos necesarios para su confirmación. El pleno de las Cortes valencianas, con 52 votos del PP y el del diputado no adscrito y exportavoz popular Rafael Blasco, ha respaldado las candidaturas de Ernesto Moreno como director general de RTVV y de los cuatro nuevos consejeros en segunda votación.

La votación ha salido adelante después del toque a rebato del Partido Popular, que hasta el inicio del pleno parlamentario se ha movilizado para evitar desafecciones, tras la polémica por la petición de indulto para el exdiputado y exalcalde de Torrevieja Pedro Hernández Mateo, condenado a tres años de prisión por un caso de corrupción. De hecho, el inicio del pleno se ha retrasado unos minutos para dar tiempo a que el expresidente Francisco Camps y otros diputados populares rezagados llegasen a tiempo.

Los candidatos propuestos por el PP no lograron el pasado martes el respaldo de una mayoría cualificada (60 votos, seis más de los que tiene el PP), por lo que se ha realizado una segunda votación secreta esta mañana en la que ha bastado la mayoría absoluta de los populares para elegir a Moreno, y a los consejeros Lluís Bertomeu, Vicente Burgos, José Sarralde y Bartolomé Orozco). La oposición ha presentado una lista conjunta formada por extrabajadores de RTVV (Francisco Javier Andrés, Josep Lluís Gómez, Teresa Cebrián, Ramón Enric Cánovas y Amàlia Garrigós) y no ha propuesto a nadie para la dirección.

En el escrutinio de esta segunda votación, diez papeletas han sido declaradas no válidas, ya que los diputados de Compromís y de Esquerra Unida han puesto en ellas "RTVV no es tanca", mientras que los socialistas no han introducido papeleta en la urna para el director general, igual que hicieron en la anterior votación.

En las filas del PP solo han estado ausentes del pleno la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, y su antecesor en el cargo Luis Díaz Alperi, que tampoco acudieron a las Cortes para la primera votación. El expresidente Francisco Camps y Alfonso Rus no participaron en la anterior votación y sí lo han hecho esta mañana. Camps se ha hecho de rogar para entrar en el hemiciclo y ha aprovechado para repartir muestras de afecto entre sus fieles en la bancada popular.

Un nutrido grupo de diputados populares, que hoy no ha celebrado la habitual reunión de grupo, se ha desmarcado de la petición de indulto a Hernández Mateo y ha negado que se tratase de un pulso al presidente de la Generalitat y del PP regional, Alberto Fabra.  

El diputado Andrés Ballester, impulsor de la recogida de firmas a favor del indulto, y que el martes hizo unas declaraciones en las que contrapuso la opinión de Fabra a las de los 45 diputados que han apoyado el indulto, ha asegurado en los pasillos que no pretendía ir contra nadie. "Ni temo, ni me preocupa [que me sancionen]. Si lo hace [la dirección del grupo parlamentario] está en su derecho si cree que hay motivos", ha dicho Ballester, que ha insistido:  "Esto no va en contra de nadie".

La dirección del grupo popular ha decidido zanjar cuantos antes el asunto sin sancionar a Ballester. El portavoz en las Cortes, Jorge Bellver, ha afirmado que ha mantenido una conversación con el diputado y considera que le ha dado explicaciones que le "convencen". "Todo ha quedado perfectamente claro", según Bellver, al que la mayoría de diputados ignoraron cuando pidió que no se recogieran firmas para el indulto a Hernández Mateo.

Bellver ha justificado a Ballester, que en su opinión tuvo una actuación "estrictamente personal atendiendo a razones humanitarias". "No hay ningún problema con el señor Ballester dentro del grupo parlamentario, ni con la disciplina", según el portavoz, quien ha destacado que, en el momento en que se le dijo que no siguiera pidiendo firmas en sede parlamentaria, "se dejaron de recoger" allí.

Preguntado sobre si Ballester ha hecho una autocrítica sobre sus declaraciones, Bellver ha señalado que si el asunto "ha quedado zanjado, es porque ha hecho este reconocimiento". El portavoz ha admitido que hubo una "falta de control" respecto a la recogida de firmas dentro de las Cortes, pero en el momento en que tuvo conocimiento de ello pidió que no se hiciera.