Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barberá reconoce que se reunió con Urdangarin pero no en Zarzuela

La alcaldesa de Valencia ha declarado como testigo ante el juez en el 'caso Nóos'

Camps tenía previsto responder hoy, domingo, pero no lo hará porque los agentes judiciales no han logrado localizarle

Barberá atiende a los medios tras su declaración.rn
Barberá atiende a los medios tras su declaración. EFE

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha defendido en la mañana de este sábado ante el juez que instruye el caso Nóos, José Castro, que conoció los congresos Valencia Summit por el entonces presidente del Comité Olímpico Español (COE), Juan Antonio Samaranch. "Me dijo que sería bueno para la proyección de Valencia. Me habló entonces de que Iñaki Urdangarin tenía capacidad para organizarlos y yo me reuní con él", ha explicado la regidora a la salida del juzgado, al que ha entrado y salido en coche. Barberá, que ha declarado como testigo, ha negado que se entrevistara con Urdangarin en el Palacio de la Zarzuela, y ha sostenido que no dio orden a nadie para que se celebraran los Valencia Summit.

"A mi no me trae un proyecto concreto, me traen unas ideas", ha contado. Según Barberá, las ideas que le traslada el duque de Palma le suenan bien y, en consecuencia, le insta a que lo concrete en un proyecto. Añade que el Ayuntamiento de Valencia no se encarga de ejecutar estos eventos y le dice que concrete la idea y se dirija a otras dos entidades, CACSA y la Fundación Turismo Valencia Convention Bureau.

Barberá ha remarcado que, cuando se entrevistó con Urdangarin, creyó lo que el duque de Palma le dijo, en alusión a que el Instituto Nóos era una entidad sin ánimo de lucro.

La alcaldesa, que estaba citada a las doce del mediodía, ha entrado a los juzgados por una puerta distinta a la principal, evitando a los medios de comunicación y a las concentraciones de la Plataforma de Afectados por las Hipotecas, los yayoflautas y de "RTVVnoestanca", así como a un grupo de personas que ha acudido a manifestarle su apoyo.

El Decanato, sin embargo, había dado instrucciones a la Policía Nacional, la Guardia Civil y la gerencia del edificio -la Consejería de Justicia- de que era la puerta principal la única por la que estaba permitida la entrada, según han recordado fuentes del Tribunal Superior de Justicia valenciano.

Además, el juez instructor del caso Nóos, José Castro, ha mandó notificar al expresidente de la Generalitat valenciana Francisco Camps que hoy domingo, a las 11.30 horas, en el lugar que él considerara oportuno, debía contestar por escrito en calidad de testigo a las preguntas redactadas por el magistrado. Sin embargo, los agentes judiciales no pudieron localizar al expresidente valenciano ni ayer ni hoy y finalmente no declarará.

Castro tiene previsto informar hoy a Camps de que, en presencia de la secretaria judicial del Juzgado de Instrucción Número 3 de Palma, debe responder también a las cuestiones planteadas por las acusaciones y las partes personadas en el caso Nóos.

Camps reclamó declarar por escrito ante el juzgado que instruye el caso Nóos, después de que el juez lo citara a declarar hoy en la Ciudad de la Justicia de Valencia, junto a otros testigos entre quienes figura la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá.

El exmandatario valenciano se acoge así al artículo 412.4 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal que le permite declarar por escrito por su condición de expresidente autonómico.

El Instituto Nóos, presidido por Iñaki Urdangarin y su exsocio Diego Torres, recibió de las Administraciones valencianas 3,5 millones para organizar tres cumbres Valencia Summit de 2004 a 2006 y elaborar los proyectos de los Juegos Europeos y los de la Juventud, que nunca se celebraron.

José Marí dice que todo fue "irreprochable"

Por su parte, el exasesor jurídico de la Generalitat José Marí Olano ha afirmado a su salida de los juzgados de Valencia, tras declarar como testigo en el caso Nóos, que toda la actuación del Gobierno valenciano cuando se tramitó el convenio de los Juegos Europeos fue "irreprochable jurídicamente".Marí Olano era asesor jurídico de la Generalitat cuando se tramitó este convenio.

"Toda la actuación de la Generalitat y de todas las personas que formaban parte de la Generalitat en aquel momento fue irreprochable jurídicamente", ha señalado.

Según ha indicado, los convenios de los Juegos Europeos fueron revisados por "uno de los 90 abogados" que llevaban los asuntos de la Generalitat, y este informó favorablemente.

Marí Olano ha asegurado que para la firma de los convenios se siguió el proceso que marca la ley y que es el mismo "que se siguió ese año con no menos de 300 convenios, imagino".

El también exsecretario autonómico ha agregado que no cree que haya indicios de delito.