Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSC considera “cínicas” las críticas por no llevar la consulta al Congreso

El partido acusa a CiU, Esquera, ICV y la CUP de "enterrar el consenso" y dice que fracasará la petición a Mariano Rajoy

El PSC ha repartido entre la militancia un documento en el que defiende la actuación del partido de no apoyar la petición a Mariano Rajoy de que transfiera a la Generalitat la competencia para poder convocar un referéndum sobre el futuro político de Cataluña. Eso es lo que aprobó el pasado lunes la comisión sobre el derecho a decidir, después de que CiU, Esquerra, ICV y la CUP consideraran que la vía más apropiada para hacer posible la consulta es el artículo 150.2 de la Constitución, que prevé la posibidad de transferir una competencia a una comunidad autónoma.

En aplicación de ese pacto, el Parlament aprobará una resolución el próximo 4 de diciembre optando por esa vía legal y trasladando la cuestión al Congreso de los Diputados. Allí, los diputados de CiU, Esquerra y de Izquierda Plural formularán la petición de transferencia a través de una proposición no de ley que se discutiría en febrero.

Los socialistas consideran que lo que plantean esos cuatro partidos "no es fruto de un acuerdo, pues ni siquiera se ha intentado seriamente". Por tanto, concluyen que la iniciativa no prosperará en el Congreso y que lo que proponen "supone entrerar la posibilidad de diálogo", que el PSC dice defender. Por ese motivo, los socialistas dicen que no se les puede pedir que se sumen a ese consenso y lo consideran un "cinismo descarnado".

El PSC entiende que la apuesta de llevar el tema al Congreso "solo pretende bucar y señalar culpables del bloqueo que vive la consulta" y que se trata de un "choque de legitimidades" que el PSC no avalará al considerar que repite los errores del fracasado Plan Ibarretxe.

El propio Artur Mas desde Israel, así como dirigentes de CiU, Esquerra, ICV y la CUP han reprochado al PSC que se apeara del consenso mostrado hasta ahora en defensa del derecho a decidir. El presidente de la Generalitat ha llegado a afirmar que no entendía nada de lo que estaba pasando en el partido de Pere Navarro, que puede vivir un nuevo episodio de división interna en el grupo parlamentario el próximo 4 de diciembre.

Los socialistas también rebaten el argumento de los partidos soberanistas de que hay que llevar el tema al Congreso para comprobar si hay voluntad polítca y cargarse de razonas. El PSC entiende que lo primero no es necesario comprobarlo, porque ya se sabe que no existe voluntad política, y lo segundo no hace falta porque "se cargan las soluciones, no las razones".

El partido de Pere Navarro cree que la estarategia seguida por esos partidos es la que desean PP y Ciutadans y que lo único que provoca es "enterrar el derecho a decidir". El PSC advierte que no plantea ningún frente común con PP y Ciutadans y que afirmarlo es "ciencia ficción".

En el argumentario distribuido a los militantes, el PSC insiste en que se debería haber producido una negociación entre el Gobierno de Mariano Rajoy y el de Artur Mas y que, una vez logrado el acuerdo, después se deberían acordar los instrumentos y la fecha de la pregunta.

Más información