Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La 'pilota', algo más que un juego tradicional

Una exposición del Museu d'Etnologia radiografía hasta el último detalle de este deporte valenciano

Reproducción de la escultura de Manolo Boix que abre la exposición 'Faixa roja, faixa blava'.
Reproducción de la escultura de Manolo Boix que abre la exposición 'Faixa roja, faixa blava'.

Faixa roja, faixa blava. La pilota valenciana es el título de una exposición que “salda una deuda con el universo etnográfico de la pilota valenciana, que no puede ser tratada como juego tradicional", asegura María Jose Puchat, diputada de Cultura de la Diputación de Valencia, "sino como un deporte reglamentado, con 18 modalidades regladas y con unas particularidades propias que lo sitúan como referente de la cultura y la idiosincrasia valencianas”.

La exposición, que se inaugura la tarde del jueves con una actuación de Pep El Botifarra, explica de forma amena, clara y didáctica, las bases de la pilota, con la finalidad de atraer públicos diversos. Se abre con la gran reproducción de una escultura de Manuel Boix dedicada a este deporte y consta de paneles informativos móviles, carteles, documentos históricos, diversos tipo de pelotas y utillaje así como diversos audiovisuales. El espectador puede encontrarse con también con herramientas explicativas de cómo elaborar distintas clases de pelotas, así como maquetas de espacios de juego, como galotxes o trinquetes.

Producida por el Museu Valencià d’Etnologia  de Valencia con la colaboración del Museu de la Pilota de Genovés, la muestra, han destacado, nace con clara vocación viajera, como ha destacado el popular jugador David Sarasol. Éste ha resaltado que la exposición “está pensada para ser itinerante, y en ello hemos centrado el diseño museográfico que es muy específico y parte de un lema -Faixa roja, faixa blava- que aglutina uno de los elementos comunes en todas las modalidades del deporte, las fajas”.

En su intervención, el alcalde de Genovés, Emilio Llopis ha reivindicado la riqueza deportiva y cultural. Entre otras virtudes, ha citado la de "ser un puntal de referencia y vehículo para mantener el uso de la lengua valenciana, puesto que en todos los recintos del juego siempre se ha hablado valenciano, incluso en tiempos en los que en la calle no se podía”.

Por su parte, el director del Museu d'Etonologia, Joan Seguí, ha apuntado la relevancia de la pelota en toda la Comunitat Valenciana. “Es difícil encontrar un pueblo donde no haya algún espacio, trinquet, calle o recinto en el que en alguna ocasión se haya jugado una partida de pilota”.