“El policía debe bajar más a la calle para que el ciudadano se vea seguro”

Según el presidente de la Asociación Vasca de Directores de Seguridad, José Luis Loroño

Primera sesión del congreso sobre seguridad privada, en Bilbao.
Primera sesión del congreso sobre seguridad privada, en Bilbao.fernando domingo aldama

El presidente de la Asociación Vasca de Directores de Seguridad, José Luis Loroño, ha opinado este miércoles que tras el fin de ETA, la policía en Euskadi tiene que adoptar un punto de vista "más de servicio al ciudadano, que se vea más, que baje a la calle".

Loroño ha intervenido en el I Congreso de Seguridad Privada que se celebra en Bilbao con el título "Nuevos tiempos para la seguridad", en el que se abordan los retos con los que se enfrenta la seguridad en la nueva realidad de Euskadi.

En declaraciones a Efe, este experto ha opinado que tras el fin de ETA, hay que reestructurar "todo, la seguridad privada y la pública". "Hay municipios que están quitando ya jefaturas, la Ertzaintza se va reducir de cinco a dos divisiones, y así todo", ha comentado Loroño.

A su juicio, la orientación de la policía ahora debe ser "que se vea más, que bajen más a la calle, dar un servicio para que el ciudadano se sienta más seguro".

Además, habría que replantearse la formación de los agentes: "Los policías tienen que hacer una serie de funciones, pero es que igual no se les ha preparado para hacer esas funciones. Tenemos que empezar desde la selección, pensando qué queremos, y luego formarles".

"Ha habido una serie de escoltas cobrando muy bien" hasta el final del terrorismo de ETA

Actualmente, la principal preocupación delictiva son las bandas de extranjeros organizadas, "que se van a incrementar más, y por eso es importante la presencia policial en la calle", ha opinado este experto. Otro tema que se debería afrontar, según Loroño, es la coordinación de policías para no duplicar o triplicar los servicios.

"Tenemos Guardia Civil, Policía Nacional, Ertzaintza y policías municipales diversas, cada una con su filosofía. Esto, operativamente, lo que crea son unas dificultades muy altas", ha explicado. "Hay que aclarar el panorama, pero como siempre, el problema es quién coordina, quién manda. Habría que unificar criterios y que hubiera un mando unificado para no duplicarse los operativos, pero todo el mundo quiere mandar", ha añadido.

Por último, Loroño ha abogado por despolitizar la seguridad: "Los proyectos de seguridad tendrían que ser consensuados, de cinco, siete o diez años, independientemente de que esté el partido A, B o C. Lo que no puede ser es que cada cuatro años se cambie la estructura, los mandos operativos y hasta el uniforme, porque eso es trabajar a favor de delincuente".

Respecto a la situación de la seguridad privada, con muchas dificultades tras el fin del terrorismo, Loroño ha opinado que "ha habido una serie de escoltas cobrando muy bien, unos sueldos altísimos, que pensaban que esto iba a durar toda la vida, y las empresas se han dedicado a facturar, no a trabajar a futuro".

La situación en la que se encuentran ahora las empresas es con unos antiguos escoltas "parados, presionándoles, pidiéndoles nuevos trabajos". "En teoría, hay salidas como trabajar para instituciones penitenciarias, pero yo creo que es una salida que no vale para nada. Habrá que reordenar la seguridad privada tanto en su formación como en su operatividad. Tenemos que llegar otra vez a que sean agentes de la autoridad".

El congreso ha sido inaugurado por el viceconsejero de Seguridad, Josu Zubiaga, quien ha destacado el papel que realiza la seguridad privada en Euskadi, donde atiende a 4.500 clientes.

El viceconsejero también ha explicado que espera llegar a un acuerdo con el Ministerio del Interior sobre el contenido del proyecto de Ley de Seguridad Privada que está preparando el Gobierno. Tras un primer distanciamiento de este proyecto por parte de la autonomías que cuentan con policías propias, Zubiaga ha detallado que ahora hay una buena recepción a sus sugerencias por parte de Interior y esperan llegar a un pacto durante la tramitación del proyecto en las Cortes.

 

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS