CiU impulsa la rebaja del 80% del impuesto del juego para BCN World

La cámara admite a trámite el proyecto para modificar la ley de centros recreativos turísticos gracias a la abstención de ERC, PSC y PP

Los terrenos donde se instalará BCN World.
Los terrenos donde se instalará BCN World. JOSEP LLUÍS SELLART

El Parlament aprobó ayer que BCN World tenga ventajas para implantar el complejo de ocio y casinos entre Vilaseca y Salou, pero el trámite parlamentario marcará el alcance de los privilegios de los promotores del proyecto. El Gobierno catalán logró ayer, gracias a la abstención de ERC, PSC, y PP, la admisión de la modificación de la ley sobre centros recreativos turísticos y de establecimiento de normas en materia de tributación, comercio y juego, unos cambios previstos ad hoc para BCN World. Las modificaciones prevén una rebaja del 80% en el impuesto del juego, permitir el cambio de usos en el suelo donde se ubicará el complejo y el permiso para que los jugadores puedan apostar a crédito.

El Gobierno catalán logró superar el primer trámite, pero tendrá que lidiar con el resto de partidos para que la propuesta supere la ponencia que redactará la ley. Republicanos, socialistas y populares evidenciaron que, si bien están a favor de BCN World y por ello permiten que avance, recelan del resto de medidas, especialmente de la bajada de impuestos.

El tributo a los casinos es, ahora, del 55%. Con esta ley, pasaría al 10%, lo que supone una reducción superior al 81% del gravamen. El consejero de Economía, Andreu Mas-Colell, que defendió la posición del Ejecutivo, argumentó que Cataluña se pone al nivel de sus competidores rebajando la tasa al 10%. Es la misma que tiene Madrid, y, según describió Mas-Colell, está en la línea de ciudades con centros de juego como Atlantic City (entre el 8% y el 10,75%) y Singapur (entre el 5% y el 15%). “La modificación es necesaria para ser competitivos y hacer viables las inversiones. Nos sitúa en el umbral de los países y ciudades competidoras”, explicó Mas-Colell, que incluso aseguró que la rebaja provocará mayor recaudación en las arcas catalanas, afirmación que rebatió la oposición.

ICV, Ciutadans y la CUP denuncian el modelo económico de los casinos

El consejero ha argumentado que BCN World es necesario para impulsar el modelo turístico catalán. Para armarse con un ejemplo, ha recordado las críticas que suscitó la instalación en la Costa Daurada, cerca de donde se prevé ubicar el complejo de casinos, de Port Aventura. Según la tesis de Mas-Colell, BCN World responde a las expectativas del mercado de turismo de negocios: complejos que integren en un solo lugar toda la oferta turística: “Debemos poder compatibilizar las ofertes que ya tenemos y a la vez fortalecer nuestro modelo global”, enfatizó el consejero.

Esquerra intentó lidiar con su oposición al modelo de BCN World (el líder del partido, Oriol Junqueras, llegó a afirmar que estaba en contra del juego) y su papel de socio parlamentario. Solucionó la papeleta con una abstención y subrayando los aspectos que rechaza de la modificación de la ley que son, en resumen, prácticamente todos: la rebaja de impuestos, la afectación del complejo en el territorio de la Costa Daurada, la calidad de los puestos laborales de los casinos, la poca prevención para los casos de ludopatía derivados del juego y la protección de menores. “Que se aclaren las dudas”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Similares argumentos mostraron PSC y PP que, con su abstención, también avalaron el proyecto de modificación de ley. “Nos abstendremos, pero no haremos ningún esfuerzo más”, explicitó el socialista Xavier Sabaté, que advirtió al Gobierno que, en caso de cambiar las mayorías en el Parlament, los socialistas lucharían por volver a subir los impuestos. Para el PP, el proyecto tiene todavía demasiadas sombras que no son respondidas por el Ejecutivo catalán. El diputado Rafa Luna hizo especial hincapié en el maltrato a las comarcas de Tarragona.

Iniciativa, Ciutadans, y la CUP demostraron que están en contra de BCN World: repudiaron el modelo de negocio que suponen los casinos; denunciaron la relación del juego con la mafia a través del blanqueo de capitales; y lamentaron las ventajas que, según aseguraron, da el Gobierno catalán a los promotores. Según Iniciativa, el Ejecutivo de CiU se ha dejado engañar. “BCN World nos pone como cebos cifras hinchadas para lograr un proyecto que nos quieren hacer creer que es bueno para todos”, lamentó la ecosocialista Hortènsia Grau. Para David Fernández, de la CUP, el proyecto representa “lo peor del capitalismo ludópata y del modelo desarrollista. Es la metáfora de un país que parece que esté en venda al mejor inversor extranjero”. Jordi Cañas, de Ciutadans, se sirvió de la película Casino para denunciar los peligros del negocio del juego y la connivencia que, a su juicio, tiene el Gobierno con los promotores de BCN World. Este Gobierno siempre se asocia con los que tienen las cartas marcadas”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS