Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El debate soberanista hace perder militantes a Unió en Tarragona

25 afiliados democristianos abandonan el partido por discrepancias con Duran Lleida

Josep Antoni Duran Lleida, líder de Unió.
Josep Antoni Duran Lleida, líder de Unió.

Unió Democrática (UDC) está sufriendo una sangría de militantes en Tarragona por discrepancias con la actual dirección del partido y en especial con su líder, Josep Antoni Duran Lleida, básicamente por su postura en el debate soberanista. Estos militantes creen que no se está tomando el rumbo adecuado ni apostando por la independencia.

Por ello alrededor de 25 militantes, en su mayoría de Tarragona ciudad, pero también de poblaciones del Camp de Tarragona, han pedido esta semana la baja en la formación democristiana. Entre ellos se encuentran miembros históricos de Unió que en el pasado ocuparon cargos de responsabilidad como Xavier Franquet, ex presidente del comité local de Tarragona; Àngels Vilanova, ex edil en el Ayuntamiento, o Ferran Tortosa, expresidente de Unió de Treballadors Democratacristians.

Este goteo puede continuar, ya que el sector crítico se está movilizando para conseguir que otros militantes sigan sus pasos. Los críticos están recogiendo firmas y cuando consigan medio centenar tienen la intención de enviar una carta a la dirección esgrimiendo sus discrepancias.

La ruptura definitiva de este sector con la formación se materializa ahora, pero las batallas en el seno de Unió en Tarragona vienen de lejos: En 2011, a solo dos meses de las elecciones municipales, los diez miembros de la ejecutiva del partido en la ciudad de Tarragona dimitieron en bloque y denunciaron fuertes presiones de la dirección de Unió, a la que acusaron de hinchar el número de afiliados fraudulentamente y de imponer un candidado a la alcaldía. Finalmente este puesto lo ocupó Albert Vallvé, que concurrió a los comicios como número dos en la lista de CiU y actualmente es edil en el Consistorio.