Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Euskadi, la comunidad con el porcentaje más alto de bomberos

En el análisis de situación se ha planteado "integrar funciones" para reducir costes

Javier Larrea, secretario general de la Asociación Profesional de Bomberos.
Javier Larrea, secretario general de la Asociación Profesional de Bomberos. EFE

Los servicios de emergencia en España son, probablemente, "los más caros del mundo" y deberían reorganizarse con criterios de eficiencia para superar su actual "atomización", siguiendo los ejemplos de países como Francia o Estados Unidos.

El País Vasco dispone de 1.162 profesionales, además de 47 voluntarios, que suman una plantilla total de 1.209, de manera que cada bombero cubre seis kilómetros cuadrados de territorio, y es la Comunidad Autónoma mejor atendida, con un porcentaje muy por delante Castilla-La Mancha, que registra los peores resultados, con un bombero por cada 66 kilómetros. Además, Bizkaia y Gipuzkoa son las provincias que cuentan con más plantilla por superficie.

El XI Congreso de los Servicios de Emergencia, que se celebra desde este miércoles y hasta el día 11 en Bilbao, ha contado con la presencia de representantes de más de 60 servicios de emergencias del Estado, para abordar cómo se podrían mejorar sus intervenciones y cómo gestionar su organización.

El secretario general de la Asociación Profesional de técnicos de Bomberos(APTB), Javier Larrea, ha explicado a Efe que el principal reto de los profesionales de emergencias es "afrontar el nuevo escenario de los recortes presupuestarios que, por la crisis, se están aplicando en todos los servicios públicos, sin que ello afecte a la eficiencia" de su trabajo.

España está "a la cola" de Europa en el volumen de voluntariado

En la actualidad, estos profesionales "sufren ya recortes en los salarios y problemas para lograr la cobertura de las plantillas de los funcionarios", como lo son muchos de los bomberos y sanitarios que trabajan en emergencias.

Larrea ha considerado que la reducción de gastos debería llegar de la unificación de estos servicios, tomando como modelo lo que se hace en otros países europeos y Estados Unidos, donde además tienen mucha más presencia los grupos de voluntarios.

En España este tipos de servicios "están muy atomizados" ya que coexisten servicios locales, provinciales y de comunidades autónomas, cuando además "hay demasiados Cuerpos de bomberos", entre los que se dedican exclusivamente a incendios forestales, los que lo hacen solo en las capitales y otros actúan en aeropuertos.

Larrea ha planteado "integrar funciones" para reducir costes ya que si en España se unieran la emergencia sanitaria, con los bomberos forestales y los urbanos, se lograría un servicio "mucho más potente, eficaz y más barato", puesto que mejoraría también su coordinación y capacidad de reacción.

La situación de este tipo de recursos en las diferentes Comunidades Autónomas es "muy variopinta" y todavía hay provincias con un único parque de bomberos en la capital que debe llegar a cubrir un territorio muy extenso, frente a la situaciones como la de Euskadi, donde "quizás por exceso", hay parques en las tres capitales, además de servicios provinciales y hasta comarcales, como el del Valle de Ayala, con importantes recursos humanos y materiales.

En España hay 22.841 bomberos profesionales, según los datos de la APTB de 2010, a los que se suma la contribución de 5.003 voluntarios, para completar una plantilla de 27.844, que supone 18,2 kilómetros cuadrados de superficie de territorio a cubrir por cada bombero. Así, hay 1.689 habitantes por cada bombero, cifra que aumenta en Euskadi hasta los 1.802 habitantes por bombero.

En el congreso de Bilbao, los expertos han planteado que "el voluntariado es un buen indicador del nivel desarrollo de un país" y España está "a la cola" de Europa ya que es "el país que menos voluntarios tiene, con un bombero voluntario por cada 9.500 habitantes, frente países como Alemania o Francia donde hay más contribuciones altruistas de los ciudadanos.

El viceconsejero de Seguridad del Gobierno Vasco, Josu Zubiaga, ha agradecido la dedicación de los equipos de emergencias gracias a la cual, los ciudadanos vascos "se sienten seguros", tras comprobar la respuesta que dieron al incendio que arrasó Bermeo en abril del año pasado. También han participado responsables del Ayuntamiento de Bilbao y de la Diputación de Bizkaia, que han colaborado en la organización del congreso.