Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde de Lepe dimite para dedicarse solo a la presidencia del PP

Manuel González llevaba diez años en el cargo y ganó con el 60% de los votos

El alcalde de Lepe, el popular Manuel Andrés González, presentó ayer su renuncia a la alcaldía de este municipio de 27.000 habitantes, para dedicarse en exclusiva a su responsabilidad orgánica en el partido. González es presidente del PP onubense y parlamentario andaluz. Su renuncia era un secreto a voces. Manuel Andrés González, que ha estado al frente de la alcaldía durante diez años, se mostró convencido de que “para la democracia lo mejor es la alternancia en los cargos y afrontar nuevos retos”.

Arropado por los miembros de su equipo de gobierno, el alcalde subrayó que “lo más cómodo” para él sería continuar en la alcaldía máxime cuando obtuvo en las elecciones municipales pasadas el 59,6% de los votos. González dijo que seguirá trabajando por Lepe desde otras responsabilidades: “Seguiré yendo a Madrid a pelear y a traer lo mejor para Lepe”.

Su renuncia se tendrá que aprobar en pleno. Su sucesor será el primer teniente de alcalde, Juan Manuel González, aunque esa cuestión tendrá que ser aprobada por los miembros de la Corporación, según precisó Manuel Andrés González: "Me voy tranquilo porque dejo la alcaldía en las mejores manos. En las manos de una persona honesta, que le duele nuestro pueblo y que conoce como nadie el funcionamiento de la administración local". Manuel Andrés González recordó que cuando tomó las riendas del PP de Lepe los resultados en municipales eran del 30%. "Hoy hemos doblado ese respaldo con un apoyo del 60%", remarcó.

El Ayuntamiento de Lepe está formado por 13 ediles del PP, dos del PSOE, dos del PA, uno de IU y dos exsocialistas que pasaron al grupo mixto. El secretario general del PSOE de Lepe, Antonio Romero, lamentó que el alcalde “huya dejando una enorme deuda pública y al municipio abandonado”. El dirigente socialista señaló que “no es el momento” para marcharse y reprochó al alcalde que se haya ido dejando una deuda de más de 30 millones de euros. Romero criticó que en su decisión haya pesado más “sus altas miras políticas”.

El coordinador de IU, Pedro Jiménez, tiró de ironía y dijo que el alcalde de Lepe “es inteligente, no como otros”, en alusión a Pedro Rodríguez, alcalde de Huelva desde 1995. “Antes de que pierda las elecciones se marcha voluntariamente”, dijo.