Melódicas distorsiones de allende los mares

Él Mató a un Policía Motorizado, banda ‘indie’ argentina, actúa en la capital

Él Mató a un Policía Motorizado.
Él Mató a un Policía Motorizado.

¿Él Mató a un Policía Motorizado? ¿Qué tipo de banda se refugia bajo tal nombre? “Autopistas de guitarras y melodías indelebles. Emotivas explosiones de verdad y belleza. Ladrillos de armonía cementados con distorsión y amistad”. Una loa promocional que persigue con descaro la hipérbole, pero no va descaminada. La prueba, este fin de semana en Madrid, donde la sensación del indie rock argentino hace días que puso el no hay billetes para hoy en la sala Moby Dick y forzó a su promotora a organizar una segunda fecha para mañana. “Estamos sobrepasados por el ritmo de conciertos, venimos de una ciudad pequeña mucho más pausada que Buenos Aires”, confiesa Santiago Barrionuevo (La Plata, 1980), alias Santiago Motorizado,el cantante y compositor del grupo.

El runrún entre la parroquia alternativa viene de atrás: sendas presencias en 2010 y 2011 en el festival Primavera Sound de Barcelona y apología encendida por parte de Jota, el cabecilla de Los Planetas. “En Argentina Jota y los suyos son una banda de culto, no populares como Sabina o La Oreja de Van Gogh, y saber de su interés nos puso muy contentos”, admite. A los amantes de la formación emblema de nuestro indie rock les tira el quinteto de La Plata. Y la expectación ha crecido porque la disquera madrileña Limbo Starr acaba de publicar un recopilatorio, El nuevo magnetismo.

Limbo Starr también había editado pocos meses antes La Dinastía Escorpio, el último álbum de los platenses. El jefe de la etiqueta, David López, dice: “Él Mató son unos tipos talentosos que no se cansan de dar las gracias, de decir ‘bello’ cuando algo les gusta y ‘dale’ cuando se les propone cualquier asunto. Tan diferente a la actitud de algunas personas con las que hemos trabajado...”.

En La Dinastía Scorpio la banda persevera en un sonido que bebe de grupos estadounidenses de los noventa como Guided By Voices o Pavement: “Me gustaba nuestro sonido casero, aunque no reflejaba nuestra fuerza en directo. Por primera vez hemos grabado en un estudio de verdad, y con todos tocando al unísono”. En las letras, siempre en castellano, sigue primando lo escueto: tres o cuatro versos les bastan para ser sugerentes.

El nombre del grupo, de hecho, es un guiño a Rotor, un cruce entre Mad Max y Robocop. Y a videoclub suenan también los apodos del resto de miembros: Doctora Muerte, Pantro Puto, Niño Elefante y Chatrán Chatrán.

Él Mató a un Policía Motorizado actúa el sábado 28 y el domingo 29, a las 21.00, en la sala Moby Dick.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50