Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rebelión en el comercio contra la liberalización

Las asociaciones de pymes, autónomos y supermercados rechazan la propuesta de Fabra

La liberalización de horarios comerciales en toda la Comunidad Valenciana, una de las propuestas estrella del presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, en el debate de política general, ha chocado frontalmente con las asociaciones y patronales de comercio con mayor representación de la Comunidad Valenciana. En un inusual comunicado conjunto, Asucova, Cecoval y Covaco, representantes de pymes, autónomos y supermercados (como Mercadona o Consum) muestran su rotundo rechazo a una medida que “atenta directamente contra las empresas de comercio valencianas” y revela un “profundo desconocimiento” del sector. Lejos de propiciar la recuperación económica, “limita la oferta, reduce la competencia y destruye empleo”.

Las patronales, que suman el 99% de las empresas del sector que genera el 13% del PIB valenciano, critican que la medida “no se haya consultado ni consensuado”, pese a existir un órgano como es el Observatorio de Comercio. La consulta será a toro pasado, porque la Consejería de Economía se aprestó este miércoles, tras las primeras reacciones, a convocar para el 8 de octubre a este órgano no vinculante que cuenta con presencia de todos los agentes afectados.

El comunicado incide en que el Consell gravará directamente al capital valenciano de comercio que paga aquí sus impuestos. “En un contexto en el que la Comunidad es la segunda más endeudada de España, lo que obligará a aumentar la presión fiscal para sanear las arcas públicas y mermará todavía más la capacidad adquisitiva de los valencianos, el Consell propone políticas que gravan directamente a las empresas valencianas, mayoritariamente supermercados y comercios urbanos, que con sus impuestos contribuyen "a llenar las mermadas arcas" de la Generalitat, incluso “más que la propia industria, y solo favorece a las grandes superficies, que representan el 1% del tejido empresarial”. La asociación de las grandes superficies, Anged, se ha manifestado a favor de la medida.

Muy duro fue también el secretario general de CC OO, Francisco Molina. Se preguntó por el modelo de sociedad que postula Fabra y sostuvo que, con medidas así, defiende un proyecto de “precarización vital”, trabajar 24 horas, 365 días al año. Anunció que el sindicato se movilizará en contra.