Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Boi Ruiz recorta el presupuesto de los CAP el 20% en tres años

Salud impone en 2013 el peor ajuste al ICS desde que gobierna CIU

El Plan de Salud de la Generalitat prometió en 2011 reforzar la atención primaria

Boi Ruiz, consejero de Salud.
Boi Ruiz, consejero de Salud.

El rodillo de los recortes no para de arrollar. La prórroga de los presupuestos de la Generalitat de 2013 no comportará un alivio para los castigados ocho hospitales y casi 300 centros de atención primaria gestionados por el Instituto Catalán de la Salud (ICS), la mayor empresa pública de Cataluña. La red de atención primaria pública ha perdido un 20,08% de su presupuesto desde 2010, según datos aportados por el consejero de Salud, Boi Ruiz, en una respuesta parlamentaria fechada el pasado seis de septiembre. Los recortes previstos este año para el conjunto del ICS son los más duros desde el inicio del tijeretazo sanitario.

Evolución del presupuesto del ICS

El Instituto Catalán de la Salud gestiona 8 hospitales y 288 centros de atención primaria (CAP).

La mayor empresa pública de Cataluña sufrirá este año un recorte de 169 millones de euros.

La red de atención primaria perderá 77,2 millones de euros respecto a 2012, el 7,3%.

Los hospitales reducirán su presupuesto en 88 millones.

Las cifras ofrecidas ahora por escrito por el consejero Boi Ruiz en el Parlament difieren de las incluidas en otra respuesta de verano de 2012. El ICS no supo ayer explicar por qué.

El ICS gestiona 288 centros de atención primaria (CAP) distribuidos por todo el territorio (la mayoría de la red, formada por un total de 367 CAP). Son el primer punto de acceso a la asistencia sanitaria para el conjunto de la ciudadanía. Desde 2010 —año previo a la primera oleada de recortes aplicada por el Gobierno presidido por Artur Mas— la red de atención primaria ha pasado de contar con 1.221 millones de presupuesto a hacerlo con 975,8, cifra asignada este año por el departamento dirigido por Boi Ruiz (un 7,3% menos que en 2012).

Expertos y sindicatos criticaron ayer estos datos. “La atención primaria es el pilar de la sanidad pública”, manifestó Joan Benach, experto en salud pública y profesor de la Universidad Pompeu Fabra (UPF). “Es allí donde se resuelven la mayor parte de problemas de salud de la población”.

La Generalitat se comprometió en la elaboración del Plan de Salud 2011-2015 a “reforzar” la atención primaria y a situarla como “eje de atención a los enfermos crónicos”. “Pero el Departamento de Salud ha decidido recortar más a la primaria que a los hospitales”, criticó Francesc Duch, del sindicato Metges de Catalunya.

El ICS, según los datos ofrecidos por Boi Ruiz en el Parlament, perderá en su conjunto —sumando los ocho hospitales, los centros de atención primaria y la sede central— 168 millones de euros, lo que supone una reducción del presupuesto del 6,33% respecto a 2012. En cada uno de los dos años anteriores ya había perdido un 4%. “El consejero dijo que no habría más recortes”, criticó Duch. “Podría ser que este sea el peor año de los recortes”, afirmó Marina Geli, exconsejera de Salud por el PSC.

El ICS quiso precisar ayer que estas cifras son “previsiones del presupuesto inicial prorrogado” y que “pueden variar al alza” hasta finales de año. “La previsión es que el presupuesto aumente en al menos 28 millones adicionales”, un 1,1% del presupuesto total del ICS, dijo una portavoz. Los ocho hospitales del ente público —Vall d’Hebron y Bellvitge, en Barcelona; Can Ruti, en Badalona; Viladecans; Josep Trueta, en Girona; Arnau de Vilanova, en Lleida; Joan XXIII, en Tarragona, y Verge de la Cinta, en Tortosa— perderán este año 88 millones de euros (un 5,77%). El recorte no será uniforme: mientras el tijeretazo en el Trueta, el hospital de Viladecans y el Vall d’Hebron superará el 6%, en el Arnau de Vilanova, Bellvitge y el Verge de la Cinta no alcanzará el 5%. “Es grave y muy preocupante que este año se repitan los recortes”, criticó Josep Vendrell, diputado de ICV.