Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aprobada la ley que permite expropiar de forma temporal el uso de la vivienda

El PP vota en contra de la norma que sustituye al decreto recurrido por el Gobierno

El Parlamento de Andalucía aprobó ayer, con los votos del PSOE e IU y el rechazo del PP, la ley de medidas para garantizar la función social de la vivienda, que sustituye al decreto-ley antidesahucios recurrido por el Gobierno y que permite la expropiación temporal del uso de las casas.

La diputada de Izquierda Unida Inmaculada Nieto defendió que “las aportaciones de los agentes sociales que comparecieron en la Comisión de Vivienda han servido paras mejorar, enriquecer y ampliar la protección a personas y familias que se han visto arrastradas por esta crisis estafa”.

Según Nieto, el Consejo General del Poder Judicial estimó que los juzgados de lo civil de España ejecutaron hasta junio de este año 19.468 desahucios, una media de 216 al día. De esta cantidad, 7.300 se produjeron por impago de la hipoteca. De esos desahucios, 2.521 se produjeron en Andalucía. En cuanto a las más de 21.000 ejecuciones hipotecarias iniciadas, el paso previo para el desahucio, el 22,5% del total son también expedientes andaluces.

Los cambios de la ley con respecto al Decreto de la Función Social de la Vivienda amplían los supuestos en los que una persona se acoge al derecho de permanecer en su vivienda cuando, a consecuencia de la crisis, se hayan tomado decisiones que le han llevado a perder su casa. En este supuesto, podrían beneficiarse aquellos autónomos que hubieran puesto su casa como aval para afrontar los impagos de su negocio y también aquellos que han quedado “atrapados” con “hipotecas puente”, esto es cuando hayan adquirido una hipoteca de nueva vivienda sin haber podido vencer el crédito de la vivienda anterior por no haber podido venderla. Un último supuesto que contempla es el de aquellas personas que hayan avalado con su vivienda el crédito hipotecario de terceros.

Por otro lado, se incorpora a la Ley una nueva disposición para vincular al nuevo Plan de Vivienda y Rehabilitación medidas contra los desahucios de personas en régimen de alquiler