Baltar contrata a dedo a un socialista como asesor en transparencia

José Manuel Lage, que denunció la “baltarización de la Xunta”, cobrará 21.500 euros

Baltar y Lage Tuñas con la presidenta del Parlamento
Baltar y Lage Tuñas con la presidenta del Parlamento ANXO IGLESIAS

José Manuel Lage Tuñas, diputado autonómico del PSdeG hasta el año pasado, exportavoz del grupo socialista en el área de Administración y Servicios Públicos del Parlamento gallego y líder del PSOE local de Noia, asesora a José Manuel Baltar en “prácticas de buen gobierno y transparencia” en la Diputación de Ourense. Ha sido contratado a dedo para ese trabajo por el propio Baltar, presidente de la institución provincial y del PP de Ourense. La misión le reportará al socialista 21.500 euros (IVA incluido) a cargo de los presupuestos del organismo ourensano.

Baltar ha contratado mediante decreto de la presidencia a la empresa Mapa Global Consulting, SL de la que es único socio, accionista y administrador el exdiputado coruñés. Lage no tuvo que competir con ninguna otra firma para conseguir esta concesión. Baltar prescindió del concurso público y realizó un contrato menor de servicios, que permite la contratación directa. Eligió a Lage quien, hace apenas dos años, arremetía en el Parlamento contra el enchufismo de la Diputación ourensana.

No hubo concurso porque ofrecí yo el trabajo”

José Manuel Lage Tuñas no ve nada extraño en asesorar a Baltar sobre transparencia ni en haberse hecho con este encargo de la Diputación de Ourense sin que mediara un concurso público. “Si no tuvimos que competir con ninguna otra empresa fue porque la propuesta del trabajo fue nuestra; se lo propusimos y él aceptó; no hay nada más”, sostiene el socialista. El presidente provincial, explica Lage, “incluso tardó mucho [el decreto lo firmó en julio] en contestar a la propuesta que le hicimos en abril o mayo; ya casi no contábamos con ello”. El exdiputado del PSdeG apela a su desvinculación, hace un año, del escaño parlamentario para evitar pronunciarse sobre el hecho de que asesore en transparencia y buen gobierno al presidente de la Diputación más cuestionada de España por su supuesto enchufismo y a la que él mismo reprobó en el Parlamento. “Hace un año que no hago declaraciones políticas”, remacha en este caso.

Lage, que pugnó el año pasado contra el exministro Francisco Caamaño por la secretaría general del PSdeG coruñés, define como “un trabajo muy bonito y muy interesante” el asesoramiento en buen gobierno y transparencia al sucesor del “cacique bueno”, el ya retirado José Luis Baltar. El contrato de servicio para ejercer este asesoramiento durará cinco meses. El socialista, que sostiene que ofrece este mismo servicio a numerosas Administraciones públicas — “se trata de mi trabajo profesional”, puntualiza— confía en que “se puedan apreciar después los resultados”. En el perfil profesional que Lage se ha abierto en Internet consta que tiene “un conocimiento amplio de la Administración pública” y detalla un buen número de ponencias y comunicaciones.

La firma de este contrato de asesoramiento se produce apenas iniciada la andadura del plan de ahorro (Plan Ourense 92) que el presidente de la Diputación presentó el año pasado en la ejecutiva provincial del PP. Una medida que busca, hasta 2015, el “adelgazamiento” de la sobredimensionada institución que heredó de su padre y el fomento de medidas “focalizadas exclusivamente en las principales necesidades de los ayuntamientos y los ciudadanos”. Mientras, sobre el papel, el plan sigue su andadura, Baltar continúa designando caros asesores, entre ellos, el exgerente de la disuelta Urbaourense José Cudeiro, con un sueldo de más de 64.000 euros anuales. Esa actuación que llegó a suponerle una reprimenda del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, que consideró incongruente que el presidente de la institución provincial ourensana se rodease de asesores al mismo tiempo que negociaba un ERE para parte de la plantilla. Ajeno a las críticas, y en aras del buen gobierno, ahora elige los servicios de la empresa de su excompañero y oponente político en el Parlamento gallego.

El presidente de la Diputación hace constar en el decreto firmado el pasado 23 de julio que “estima oportuna una asistencia técnica para el diseño e implementación de un plan de acción de transparencia”. Se trata, según consta en ese documento, de “mejorar las prácticas de buen gobierno y la transparencia en la relación entre esta entidad local y los ciudadanos”.

La empresa que el exparlamentario socialista pone al servicio del presidente de la Diputación de Ourense está registrada en A Coruña. Fue, según datos del Registro Mercantil, constituida en enero de este año —poco después de que Lage se quedase sin escaño al ser excluido de las candidaturas socialistas a las elecciones autonómicas de octubre de 2012— con un capital social de 3.100 euros y tiene como objetivo social “la prestación de servicios de consultoría, asesoramiento, formación e información tanto a las personas físicas como jurídicas”.

Más información

La colaboración entre Lage y Baltar se produce después de que, a mediados de 2011, el socialista denunciara en el Parlamento el caciquismo de la Diputación de Ourense en sus procesos selectivos de personal. Lage Tuñas fue entonces rotundo al reprobar el incumplimiento por la institución ourensana del “compromiso de Feijóo” sobre la regeneración democrática y abroncó a la dirección del PP gallego por no detener “ese enchufismo” que, según alertó entonces, estaba produciendo “una baltarización” también en los procesos selectivos de la Xunta.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50