Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona acoge la presentación de la revista La Maleta de Portbou

La publicación bimensual dirigida por Josep Ramoneda combina humanidades y economía

“Esta revista recibe su nombre en memoria de Walter Benjamin, que se suicidó en Portbou en 1940, cuando huía de la persecución nazi. Benjamin quiso lanzar una revista de pensamiento, Angelus Novus, que finalmente nunca llegó a nacer.” Así da el pistoletazo de salida la nueva revista del periodista y escritor Josep Ramoneda, La Maleta de Portbou, que se ha presentado este martes en Barcelona.

“Es una revista al servicio del pensamiento crítico” afirmó  Ramoneda durante la presentación en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB). La revista, que saldrá cada dos meses, pretende combinar las humanidades y la economía con extensos artículos de expertos en distintos ámbitos que reflexionarán sobre política, arte y otras disciplinas desde su campo de conocimiento.

El objetivo, según Ramoneda, es crear un espacio de debate de firmas conocidas que se extienda mucho más allá de las páginas de la revista. Buena prueba de ello fue el acto que dio inició a la revista, en el que profesionales de distintos ámbitos discutieron, entre otros, sobre política, el capitalismo y el progreso.

La profesora de Filosofía de la Universidad de Zaragoza Marina Garcés, que en el primero número reflexiona sobre las nuevas formas de politización, comentó que es muy positivo que aparezcan iniciativas como esta ya que “los tiempos complicados exigen ir más allá”.

Se sumaron a esta reivindicación el actual director científico de la Fundación La Caixa, Jorge Wagensberg, quien abogó por promover el conocimiento entre disciplinas, y el catedrático de Economía Aplicada de la UB, Antón Costas que bromeó con la necesidad de “traer la economía a las humanidades, al camino de la virtud”.

El primer número incluye diversos ensayos acompañados de ilustraciones y fotografías. “La revista no solo quiere ser buena, también bonita”, apostilla Ramoneda. Así, todos los que contribuyen a crear cada número disponen del mismo espacio de reconocimiento al final de las páginas, ya sean escritores, ilustradores o fotógrafos.