Fabra defiende a Barberá y abandona la línea dura contra los imputados

“Desde el PP van a tener la defensa necesaria para demostrar su inocencia” Puig exige explicaciones y EU pide que los diputados enjuiciados dimitan

La letra sigue siendo la misma, pero la música ha cambiado. El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, suavizó este miércoles en Alicante su discurso respecto a los cargos populares imputados en casos de corrupción y salió en defensa de la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá.

“A Rita y a todas las demás personas [relacionadas en procesos judiciales] lo que les deseo es que puedan tener toda la tranquilidad”, dijo el presidente. “Desde el partido, van a tener la defensa necesaria para poder demostrar su inocencia”.

El cambio de tono de Fabra se produce después de que la Fiscalía haya solicitado la imputación de Barberá en el caso Nóos por los supuestos delitos de malversación continuada, prevaricación, fraude a la Administración y falsedad en documento oficial en relación con la organización de las jornadas Valencia Summit por parte de la fundación que presidía el duque de Palma, Iñaki Urdangarin.

A nadie se le escapa en el PP valenciano que Barberá tiene peso específico en el partido a nivel nacional y una relación personal con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que escapa de la esfera de influencia de Fabra. De hecho, mientras Fabra atiende a los altos cargos del PP nacional y del Gobierno que acuden a partir de este jueves a la escuela de verano del PP que se celebra en Gandia, Barberá compartirá con Rajoy en Argentina la decisión del Comité Olímpico Internacional sobre la candidatura de Madrid 2020. “Lo único que ha hecho [Barberá] ha sido trabajar por Valencia y la Comunidad Valenciana. Y creo que todos tenemos que tener la conciencia tranquila del esfuerzo y el trabajo y dedicación que siempre ha hecho la alcaldesa por la ciudad y la Comunidad Valenciana”, enfatizó Fabra.

El PPCV delegará en Génova la decisión sobre los alcaldes imputados

El jefe del Consell, desbordado por las decisiones judiciales que afectan a los altos cargos del PP, defendió su política de tolerancia cero contra la corrupción. “Alguno ha querido desvirtuar lo que es esta línea”, prosiguió Fabra, “Yo he dicho que aquellas personas que dependen orgánicamente del partido o que tuvieran algún cargo de responsabilidad dentro del Gobierno valenciano o del grupo parlamentario dejarían su cargo. Eso es lo que en su día dije y es lo que estamos cumpliendo”.

A renglón seguido, el presidente de la Generalitat recordó que Barberá, con quien mantiene una relación distante y fría, no tiene cargo en el Consell, ni orgánico dentro del PP, ni está en el comité de dirección del Grupo Parlamentario Popular.

Fabra anunció al poco de tomar posesión de su cargo que ningún cargo imputado formaría parte de las candidaturas a Cortes Valenciana. Un escenario que la dirección regional del PP prefiere no abordar por ahora, a la espera de que Génova —que también decide sobre los candidatos a la alcaldía de las principales ciudades— sea quien tome las decisiones en el caso de que, en el momento de confeccionar las listas electorales, alcaldes y/o diputados sigan imputados en los juzgados por casos de corrupción.

La política de tolerancia cero contra la corrupción ha sido una de las cuestiones más criticadas en el seno del PP, donde referentes como el presidente provincial de Valencia, Alfonso Rus, han expresado públicamente que no la comparten.

El presidente insiste en que sus líneas rojas no han cambiado

Desde la oposición, el secretario general del PSPV, Ximo Puig, reiteró su confianza en que la Justicia ponga finalmente “a cada uno en su sitio”. “Pero aparte de la Justicia, hay unas responsabilidades políticas que hay que evaluar porque esto pasó en un Gobierno y ese Gobierno tiene que asumir sus responsabilidades políticas”, advirtió Puig.

El socialista recalcó: “Ya no se trata de hablar de casos concretos como el caso Brugal, el caso Fabra o Gürtel, sino que estamos ante el caso PP y por eso exigimos una alternancia higiénica en el Gobierno y abrir las ventanas para que entre el aire”.

En una semana en la que el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) también ha acordado la apertura de juicio en el caso Blasco, la portavoz de Esquerra Unida, Marga Sanz, anunció que presentará una iniciativa parlamentaria para que todos aquellos diputados inmersos en procesos judiciales por casos de corrupción que vayan a ser juzgados abandonen el escaño y entreguen el acta de diputado.

“Si el PP no ha sido capaz de reclamar las actas a estos diputados, entonces tiene que ser la Cámara autonómica la que lo haga”, sentenció la coordinadora general de Esquerra Unida.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50