Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
la feria de bilbao

Mucho torero y poco toro

Fandiño y Perera se estrellan ante un pobre encierro de Fuente Ymbro

Miguel Ángel Perera con su tercer toro
Miguel Ángel Perera con su tercer toro

Los toreros sí vinieron en esta ocasión a un mano a mano con rivalidad, con genio y con ganas de demostrar que son mejor que nadie. Se vio rápido. Al quite de Fandiño en el primero con unas gaoneras rozando la barriga le respondió Perera con unas chicuelinas que dejaban claro que ninguno de los dos iba a echar un paso atrás. Disposición y rivalidad, no el compadreo del mano a mano del martes pasado. Sin embargo, volvieron a faltar los toros. Sólo uno bueno, el quinto, al que Perera supo someter con mano baja y firme.

La ficha

FUENTE YMBRO / PERERA Y FANDIÑO
Cinco toros de Fuente Ymbro, justos de presentación salvo el sexto, aunque con pitones, y sólo destacó el buen juego del quinto, y un sobrero de Alcurrucén, manso, que sustituyó al cuarto, devuelto. Miguel Ángel Perera: estocada desprendida y descabello (silencio), pinchazo y estocada caída (silencio) y estocada trasera y descabello (oreja tras aviso). Iván Fandiño:Estocada y dos descabellos (saludos), estocada baja (silencio) y estocada y descabello (silencio tras aviso).

Haragano empujó en el caballo y sacó mucha calidad en la muleta; Fandiño no perdonó su quite y enseñó la buena condición del animal en una chicuelina, una tafallera y una media. Era toro de premio y Perera se lo pasó muy cerca, con buenos derechazos y mano muy baja, con un cambio de mano vibrante que ya decantó la faena. Los naturales, rotundamente buenos y sobre todo quietud, verticalidad y largura. El extremeño retorció en los últimos muletazos al animal, pero la estocada cayó trasera y suelta. Una oreja, el único premio que ha cosechado en los seis toros que ha estoqueado en esta feria, pero se puede considerar como un paso firme en la recuperación de este torero. La tarde se puso cuesta arriba demasiado pronto.

Las últimas malas corridas lidiadas por Fuente Ymbro empezaron a planear en el ánimo de los aficionados tan pronto como el primer toro de la tarde evitó acudir a los cites de Miguel Ángel Perera. Se quedaba cortito y no tenía las fuerzas suficientes para aguantar en pie. Casi la levanta Iván Fandiño en el segundo, un toro manso, que estuvo distraído desde la salida y que se rajó demasiado pronto. Pero el de Orduña está en un momento en que le vale casi cualquier toro. Con el fuenteymbro rajado, Fandiño le recetó dos intensas tandas de derechazos y arrebató los tendidos; después, unos naturales con mucha verdad y una buena estocada.

Perera cortó la única oreja a un buen

quinto toro

Tardó el morlaco en doblar y el fallo con el descabello mermó la petición de oreja. Lástima que no le tocase otro así, aunque no llegase a ser bueno, como pareció apuntar el cuarto, justamente devuelto por falta de fuerzas, pero que metía la cara con mucha clase. El vizcaíno se topó con un sobrero de Alcurrucén muy manso para olvidar y un sexto, que mintió al dejarse al inicio de la faena para desengañarse demasiado pronto.