Castellón convoca una oposición para celador de la Basílica del Lledó

El Ayuntamiento paga el sacerdote del ermitorio del Lledó y el del cementerio, ahora vacante El elegido tendrá entre sus funciones las de “ayudar en las celebraciones litúrgicas” El PSPV dice que el proceso es "inconstitucional"

El Ayuntamiento de Castellón ha convocado una oposición para la bolsa de empleo temporal de un puesto de celador de la Basílica del Lledó. Entre las funciones del celador está la de “ayudar en las colaboraciones litúrgicas y atender las indicaciones del prior de la basílica en el ejercicio de sus funciones”. El grupo municipal socialista ha denunciado este proceso por considerarlo “inconstitucional”.

El Boletín Oficial de la Provincia (BOP) publica este miércoles la convocatoria de las pruebas selectivas de la bolsa de empleo temporal. Según las bases publicadas en la página web del consistorio, las funciones básicas del nuevo puesto de trabajo serán las de velar por el correcto funcionamiento y mantenimiento de las instalaciones, encargarse de la recepción, atención y acceso de personas a la basílica, ayudar en las celebraciones litúrgicas y atender las indicaciones del prior. El puesto va ligado a la ocupación de la vivienda ubicada en la casa prioral.

El procedimiento de selección es la oposición y habrá una prueba teórica y otra práctica.

Ante esta convocatoria, la secretaria del grupo socialista de Castellón y responsable de personal, Patricia Puerta, ha criticado la convocatoria por “inconstitucional” al considerar que las funciones, especialmente las de ayudar en las liturgias, “son impropias para una administración pública”.

“La convocatoria es irregular, porque la Constitución remarca que España es un Estado laico, aunque parece que el Partido Popular de Castellón no lo tiene tan claro”, ha indicado en un comunicado. Asimismo ha apuntado que los requisitos son “excluyentes y discriminatorios para agnósticos, ateos y no católicos”. Puerta ha criticado la “estivalidad” del proceso, una circunstancia que, dice, “alienta las sospechas de su irregularidad”.

El grupo socialista ya denunció el pasado año la existencia de dos plazas de sacerdote en la plantilla del Ayuntamiento de Castellón y planteó su eliminación. Una de ellas es la plaza de sacerdote del ermitorio del Lledó, que es de propiedad municipal. Otra es la de sacerdote del cementerio, en este caso vacante. Ambas plazas están dotadas con un sueldo de 20.000 euros anuales.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50