Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El olímpico retorno de los jefes

Botella y González retoman sus agendas con actos de respaldo a Madrid 2020

La alcaldesa alaba la "seguridad" de la capital y el presidente, el sistema de transportes

El presidente regional, Ignacio González, en el Centro Integral de Gestión del Transporte Público.
El presidente regional, Ignacio González, en el Centro Integral de Gestión del Transporte Público.

A Madrid le faltan apenas 16 días para el gran examen olímpico. El 7 de septiembre se sabrá si desbanca a las otras dos candidatas (Tokio y Estambul) en su tercer intento sucesivo de la capital española. En las oficinas de la sede de Madrid 2020, en la calle Mayor, sacan horas de donde no hay para los ensayos de la última ceremonia en Buenos Aires. El tiempo corre que se las pela y todos los apoyos son pocos. Se buscan respaldos en redes sociales, se afina para llevar a los mejores deportistas —los periodistas intentaban este miércoles confirmar la presencia de Pau Gasol— y se cuenta con el respaldo cerrado de los dos primeros espadas de la política madrileña.

La consigna suena clara en los pasillos del Ayuntamiento. En las próximas semanas “solo 2020”. Y la Comunidad se suma al empujón final. Tanto el presidente, Ignacio González, como la alcaldesa, Ana Botella, retomaron este miércoles su agenda pública con dos actos olímpicos a toda costa. En el caso de la edil, tras visitar en el hospital de La Paz a la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, que sigue grave tras un accidente de tráfico. El presidente acudió al hospital a verla el martes.

Un "redondeo" de miles de millones

LARA OTERO

El presidente Ignacio González empezó ayer el curso con hambre de millones. Tanta que se comió miles de ellos en unos minutos. González argumentaba contra el actual modelo de financiación autonómica: “Madrid no puede seguir con un presupuesto de 17.000 millones frente a otras comunidades autónomas, como Catalunya, que tiene más de 30.000”, dijo. En realidad, Madrid tiene este año un presupuesto de gasto de 19.370 millones y Cataluña (que prorrogó los de 2012) de 30.702, según el Ministerio de Hacienda. La Consejería de Economía y Hacienda explicó a través de un portavoz que González había “redondeado” las cifras y que con los 17.000 millones se refería al gasto no financiero. En ese caso, el dato de Cataluña sería de 25.282 millones.

Pero el mayor bocado se lo llevó la deuda pública. Dijo Gonález que “Madrid ha hecho un esfuerzo extraordinario para reducir 5.000 millones” de gasto y que mientras su deuda “es de 18.000 millones otros que siguen teniendo una deuda pública cercana a los 60.000 millones tienen condiciones de déficit mejores”. En realidad la deuda de Madrid es de 21.960 millones y la de Cataluña, de 50.945, según el último dato del Banco de España.

A finales de junio, el informe de evaluación del COI destacó varios aspectos de la candidatura de Madrid. Entre ellos, un sistema de transporte “robusto” y el “ambiente seguro” que podría proporcionar en caso de resultar elegida. Sobre esas dos ideas pivotó ayer la reentré de los dos mandatarios. Ella desempolvó datos viejos y él visitó instalaciones en marcha desde hace un lustro para reforzar el mensaje olímpico.

Botella hizo una comparecencia exprés de apenas un cuarto de hora con el presidente del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco. Insistió en el mensaje de ilusión y optimismo con el que encaran la recta final. “Serán días de trabajo, trabajo y trabajo”, señaló Blanco, que el jueves viaja al Mundial de Judo de Río de Janeiro y de ahí a Buenos Aires. La alcaldesa dijo que Madrid es la ciudad “más segura” de las tres candidatas y que la tasa de criminalidad “se redujo en 2012 un 5% respecto al año 2010”.

El presidente visitó el Centro Integral de Gestión del Transporte Público de Madrid (CITRAM) bautizado como “cerebro del transporte”. La sala repleta de pantallas, que coordina el Consorcio Regional de Transportes, recibe información de más de 40 operadores, 20.000 cámaras repartidas por la región, 6.000 panales y 5.000 vehículos. El centro lleva “más de tres años” funcionando a pleno rendimiento, según el coordinador del CITRAM, Tomás Melero.

El dispositivo fue puesto a prueba en agosto de 2011 durante la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) cuando el anterior papa, Benedicto XVI, congregó en la región a más de un millón de personas. El centro, con una plantilla de 14 trabajadores y horario ininterrumpido, permite planificar las necesidades de traslados de grandes eventos, como unos juegos olímpicos, “en tiempo real”, añade Melero. Su puesta en marcha empezó en 2008 y ha costado unos dos millones de euros en estos cinco años, según las estimaciones oficiales.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram