Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

NNGG se desmarca de los gestos ultra pero la oposición exige una condena al PP

La proliferación de imágenes con saludos ultraderechistas provocan alarma política

El PSPV pone de ejemplo al PP la actuación de la canciller alemana Angela Merkel

EU quiere una condena clara de las Cortes Valencianas a estas actitudes

Portavoces de los principales partidos de la oposición en la Comunidad Valenciana han reaccionado ante la reiteración de gestos asociados a la simbología fascista protagonizadas por jóvenes vinculados al Partido Popular (PP) o Nuevas Generaciones.  Los grupos exigen la condena del PP a estos gestos ultra y el Grupo para la Recuperación de la Memoria Histórica considera que en otros países gestos así son punibles.

Nuevas Generaciones de la Comunidad Valenciana (NNGG CV) se ha desmarcado de estas actitudes. Considera que las fotografías de sus dirigentes y cargos públicos difundidas los últimos días con gestos y símbolos fascistas reflejan "actitudes aisladas que en ningún momento representan los valores" de la organización juvenil del Partido Popular.

La joven formación política ha salido así al paso de las críticas y demanda de responsabilidades efectuadas por los partidos de la oposición en torno a las actitudes mostradas por afiliados suyos en distintos formatos, especialmente fotografías, en cuatro localidades valencianas: Xàtiva, Canals, Bétera y Gandia. Lo ha hecho a través de su cuenta de Twitter, donde ha considerado como un ataque las críticas recibidas.

"No se puede atacar a toda una organización de más de 7.000 [afiliados] por un hecho aislado del que ya se ha pedido disculpas y condena", se lamentaba la organización en el último mensaje, retuiteado, como los otros dos, por su presidente, Juan Carlos Caballero. En el primer tuit, NNGG aseguraba que sus valores son "la libertad, la tolerancia y la democracia" y añadía que "cualquier cosa fuera de eso no tiene cabida".

A la oposición no le bastan estas explicaciones. Los socialistas han exigido al secretario general del PPCV, Serafín Castellano, y al presidente del partido en Valencia, Alfonso Rus, que “actúen y encarguen la apertura de los correspondientes expedientes a los protagonistas de estas imágenes.

El secretario general del PSPV, Ximo Puig, lamenta que la derecha española y valenciana "se tome a broma" los actos profascistas de NNGG y no actúe como la canciller alemana Angela Markel contra las actitudes ultras.

Puig ve "preocupante" que la derecha española y valenciana "no sigan el ejemplo de la derecha alemana, ya que, Merkel está aumentado la tensión contra las actitudes ultras de la población en Alemania mientras aquí el PP, que gobierna tanto en la Comunidad como en España, se toman a broma los actos de sus compañeros".

También ha criticado la actitud del presidente de la Diputación y alcalde de la localidad, Alfonso Rus, que "tiene una actitud de amparo a estas actuaciones que nada tienen que ver con al democracia" y ha advertido de que "no es una cuestión menor".

El diputado y portavoz adjunto de EUPV en las Cortes, Lluís Torró, exige además una condena clara del Parlamento valenciano, por eso la formación presentará una proposición no de ley para que las Cortes insten al Consell a condenar estas actitudes intolerables.

El diputado de Compromís Fran Ferri añade que las declaraciones de condena del responsable de Nuevas Generaciones no son suficientes y propone que se expulsen "a todos aquellos que se han hecho famosos por aparecer fotografiados con simbología nazi y franquista".

La oposición está escandalizada ante las imágenes aparecidas de dirigentes y cargos públicos de Nuevas Generaciones del PP que revelan simpatías con gestos o símbolos asociados a la imaginería ultraderechista. El último, la fotografía publicada por la revista digital Gent de la Safor del secretario general de NNGG de La Safor, Daniel Terrades, en el momento de hacer el saludo fascista ante la cámara, al parecer, hace varios años. El principal partido de la oposición se refirió a las imágenes de otros jóvenes del PP de Xàtiva realizando saludos fascistas o con una bandera estampada con símbolos racistas.

También está el “lamentable artículo del Capitán España en el libro de fiestas de Bétera”. En este programa festero, el hijo de una concejal del PP local aparece disfrazado de superhéroe ibérico con los colores de la bandera española y se presenta como “el primer vengador”. En el texto adjunto, el Capitán España de Bétera debe rescatar a una joven que ha sido “secuestrada por las guerrillas de rojos en la Sierra Calderona”, y combatir a los independentistas que “están acabando con España”.

El Grupo para la Recuperación de la memoria histórica también ha pedido acciones, más allá de las regañinas a medias trivializando lo que son conductas graves de apología del franquismo y la violencia, punibles en varios países europeos.

"Es urgente una acción parlamentaria que haga caer todo el peso de la ley democrática sobre este tipo de personas con sanciones justas y proporcionadas a la gravedad de unos actos que hoy siguen gozando de impunidad real, más allá de regañinas condescendientes de quienes en el fondo piensan como ellos", recoge un comunidado del grupo de memoria histórica.