Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un acuerdo de última hora evita la desaparición del Náutico de Vigo

La presidente del club anuncia el pacto con Novagalicia Banco y la Autoridad Portuaria a dos días de su entrada en concurso de acreedores.

Tanto se tensó la cuerda que el Real Club Náutico de Vigo temió seriamente por su desaparición. Pero un acuerdo in extremis con la Autoridad Portuaria y Novagalicia Banco ha evitado la entrada en un complicado concurso de acreedores de la centenaria institución. Lo ha anunciado esta mañana la presidenta del club, Viviana García, después de una gestión a tres bandas para renegociar la deuda de 2,5 millones de euros con el banco y del canon que paga al Puerto vigués por la ocupación del espacio portuario.

García ha dado cuenta del acuerdo esta mañana durante la presentación de la 50 edición de la Regata Rías Baixas. “Me acaban de transmitir la decisión, tenemos un acuerdo con Novagalicia y el Náutico no irá al concurso de acreedores”, ha declarado. El pacto con el presidente del Puerto, Ignacio López-Chaves, estaba ya avanzado, y consiste en una rebaja significativa de la tarifa del uso de las dársenas. Anteriormente, el Náutico vigués llegó a un convenio con la Seguridad Social, por lo que el banco que heredó los créditos de Caixanova era el escollo final. El acuerdo definitivo llega a apenas dos días de que concluyera el plazo definitivo.

El pacto con Novagalicia Banco consiste en un plan de pagos diseñado para afrontar el grueso de los 4,5 millones de euros con los que se abordó la ambiciosa reforma de las dársenas que utiliza el club en los dominios de la Autoridad Portuaria. La deuda se satisfará en cinco años, la mitad a través de 60 entregas mensuales y el resto, en un pago único en 2018. El Náutico reservará casi medio millón de euros anuales para amortizar la deuda y equilibrar sus cuentas.

Para garantizar el acuerdo con NGB, el club vigués, fundado en 1906, ha hipotecado sus lujosas instalaciones de Los Abetos y cede parte de los derechos sobre las láminas de agua que utiliza en el borde litoral del centro de Vigo. En cuanto al Puerto, el acuerdo perfilado hace dos semanas prevé una reducción del canon de los 276.000 euros anuales a 138.000, una rebaja que se verá incrementada con el previsible descuento general que aprobará el Ministerio de Fomento, del que depende la Autoridad Portuaria, que oscilará entre el 7% y el 8%.