Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Josep Prat justifica que las obras del Sant Pau se asignaran a dedo

El ex presidente del ICS asegura que cuando se iniciaron las obras del centro, la Generalitat no había inyectado dinero público

El ex presidente del ICS Josep Prat (izq.) y su abogado.
El ex presidente del ICS Josep Prat (izq.) y su abogado.

Las obras del nuevo hospital de Sant Pau, ¿debieron adjudicarse mediante concurso público, en vez de otorgarse a dedo? Esa pregunta centra ahora la investigación judicial sobre las presuntas irregularidades cometidas por los exdirectivos del centro sanitario. Y los imputados coinciden en su respuesta: no, no era preciso. Ayer fue el turno del ex presidente del Instituto Catalán de la Salud (ICS), Josep Prat, que ejerció como patrono del Sant Pau. Prat esgrimió dos argumentos: uno, que cuando el hospital inició las obras la Generalitat aún no había inyectado dinero público; y dos, que los informes internos avalaban esa práctica.

Los trabajos comenzaron en 2000, se prolongaron durante nueve años y costaron 217 millones de euros. El sobrecoste de las obras, cifrado en 70 millones, es una de las anomalías que investiga un juez de Barcelona. Igual que otros ex altos cargos, Prat está imputado por prevaricación y malversación de fondos. El expresidente del ICS alegó que se incorporó al patronato en 2000 y que, en su primera reunión, se acordó adjudicar la primera fase de las obras por la vía directa. Hubo unanimidad, según Prat, porque un informe así lo avalaba.

Ese informe en cuestión es un documento de apenas dos páginas elaborado por el expatrono Joan Ros Petit, que también cobró, presuntamente, del hospital pese a que la ley catalana de fundaciones lo prohíbe. “La financiación que aportará la Generalitat no se recibe vía subvención, sino como aportación al patrimonio fundacional”, reza el escrito, que concluye que el contrato para construir el centro “no está sujeto” a las prescripciones de la ley de contratos de las administraciones públicas.

Prat está acusado de pagar 720.000 euros de forma injustificada a Manté

Para esa primera fase se celebró un concurso privado entre diversas empresas; la segunda fase, en cambio, se otorgó a dedo para dar coherencia al proyecto, detalló el exgerente Josep Antoni Grau, que también declaró como imputado ante el juez.

Un juzgado de Reus, por otra parte, ha citado de nuevo a declarar como imputado a Prat por su implicación en el caso Innova, informa Mercè Pérez. Prat fue director del holding municipal Innova —que acumula una deuda de 202 millones de euros— y está acusado de pagar 720.000 euros de forma injustificada a Carles Manté, exdirector del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut). Manté también está citado para el mismo día en un caso que sigue bajo secreto de sumario. Prat y Manté declararon el 28 de febrero, tras ser detenidos por la Guardia Civil.