Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Flores sigue sin entregar aún el listado de los VIP del Arena

El recuento de 500 entradas solo arroja una duplicada

Imagen de la fiesta de Halloween en el Madrid Arena. Ampliar foto
Imagen de la fiesta de Halloween en el Madrid Arena.

El promotor de la fiesta de Halloween en la que murieron cinco jóvenes y dueño de Diviertt, Miguel Ángel Flores, aún no ha entregado el listado de las personas VIP que acudieron la madrugada del 1 de noviembre al pabellón municipal, según criticaron ayer algunos abogados de las familias de las jóvenes. El secretario del Juzgado de Instrucción número 51 y agentes del Grupo VI de Homicidios junto con varios letrados empezaron ayer el recuento y clasificación de las entradas decomisadas y tan solo se halló una duplicada entre las 500 primeras, según fuentes judiciales.

El propio Flores explicó durante la primera declaración que había unas 1.000 personas en la lista VIP, pero en la segunda redujo la cifra hasta los 400. Los abogados de las familias y hasta el propio juez instructor, Eduardo López-Palop, ha pedido el listado de estas personas que no pasaron por taquilla y que también aumentaron el aforo del pabellón municipal. También se desconoce el número de personas que accedieron con invitaciones y que estaban fuera de ese listado VIP.

El recuento de finales de noviembre arrojó que había 16.791 entradas en las ocho urnas halladas en el pabellón satélite del Madrid Arena. Ahora lo que han solicitado las partes es que se clasifiquen por precios para determinar lo que ingresó Flores aquella noche. El coste de las entradas osciló entre los 15 y los 52 euros, en función de la fecha en la que se adquirió. Conforme se llegaba al 1 de noviembre, subía el precio.

El secretario judicial empezó por las entradas vendidas por Internet que había en la urna número uno. La clasificación se hizo a mano, una a una, por lo que en unas cuatro horas se pudieron comprobar tan solo 500 tiques. Se miró el localizador (el número particular de cada entrada) y el precio que tuvo que pagar el cliente. El proceso resultó especialmente lento para las partes, que van a pedir al juez un lector de código de barras que permita agilizarlo. “Si seguimos a este ritmo, llegamos hasta octubre para tener un resultado fiable. Se está haciendo a paso de tortuga”, criticó la abogada, María José Siñeriz.

De las 500 primeras entradas, tan solo se localizó una duplicada. En otras dos coincidía el localizador, pero esto puede deberse a que el cliente aumentó de cuatro a siete el número de personas que incluía la entrada. De la primera urna quedan todavía 1.639 entradas, que corresponden a las realizadas por una imprenta. El recuento se reanudará mañana miércoles.

Algunas partes, en especial la de Flores, ha planteado que no se guardó la cadena de custodia de las urnas, por lo que su contenido pudo ser manipulado tras la fiesta. El juez López-Palop negó ayer que se diera este extremo y afirmó que, desde que fueron decomisadas por los agentes de Homicidios en el edificio satélite, siempre han estado vigiladas.

El magistrado tenía previsto terminar la instrucción del caso a lo largo de este mes, pero ayer destacó que se retrasará hasta octubre. Eso como muy pronto. Aún quedan unas veinte declaraciones de testigos e imputados más, por lo que ya no quedan fechas hasta octubre. Agosto se considera inhábil a efectos judiciales y el juez tiene previsto marcharse de vacaciones en septiembre. Será entonces cuando las diferentes partes, incluida la fiscalía, tengan que decir si algunos de los imputados cometieron algún delito y cuál fue. En caso afirmativo, tendrán que solicitar entonces la apertura de juicio oral.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram